_
_
_
_
_

'Trueque' de aparcamientos a gran escala

Teleparking 'vende' plazas de garaje en el centro de Madrid por 30 euros

Amaya Iríbar

Entre 160 y 170 madrileños están convencidos de que ceder la plaza de garaje que tienen en su barrio mientras trabajan, a cambio de obtener una cercana a su lugar de empleo, puede ser la solución a sus problemas de aparcamiento. Son los que se han dado de alta en Teleparking (www.teleparking.es), un negocio que gestiona ese trueque de plazas a cambio de 30 euros mensuales. El alquiler de una plaza de garaje en un barrio del centro de la capital puede superar los 180 euros. La idea de este negocio se le ocurrió a Rubén Amaro, un procurador de los tribunales de 32 años, a principios de año, cuando salía del garaje de su casa. Convenció a sus cinco hermanos, que hoy son socios de Teleparking, y pidió un crédito. La inversión inicial ronda los 60.100 euros, que se han ido en contratar un centro de atención telefónica (915 980 233), distribuir octavillas publicitarias colocadas en los parabrisas de miles de coches y adquirir un programa informático a medida capaz de cruzar las plazas de aparcamiento disponibles con las que demandan los clientes.

La inversión inicial ronda los 60.100 euros, para contratar un centro de atención telefónica, publicidad y un programa informático

Amaro, por el momento, no ha dejado su trabajo. La empresa es una expectativa, ya que la tarifa sólo se paga si el cliente logra su objetivo; es decir, si consigue una plaza de aparcamiento en horario laborable. Por ahora, ese cruce ha dado un resultado de 50 ciudadanos que aparcan bajo techo desde hace unos días.

La puesta en funcionamiento de Teleparking ha coincidido con la instalación de 1.200 parquímetros para regular el aparcamiento en cinco distritos del centro de la capital. "No ha sido premeditado", asegura Amaro, que puede verse beneficiado de la nueva restricción al aparcamiento en la capital. Es en esos barrios, en los que presentan mayores dificultades para aparcar, donde se concentra por ahora la demanda que ha llegado a las operadoras de Teleparking. Esta empresa pone algunos requisitos a las plazas de aparcamiento que les ceden sus clientes. Por ejemplo, no se admiten garajes de viviendas unifamiliares, para evitar problemas de seguridad.

Por ahora, todo son expectativas. Eso sí, buenas, porque el número de potenciales clientes ha superado las previsiones en la primera semana.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Amaya Iríbar
Redactora jefa de Fin de Semana desde 2017. Antes estuvo al frente de la sección de Deportes y fue redactora de Sociedad y de Negocios. Está especializada en gimnasia y ha cubierto para EL PAÍS dos Juegos Olímpicos y varios europeos y mundiales de atletismo. Es licenciada en Ciencias Políticas y tiene el Máster de periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_