Los equipos de la ONU en Irak visitan los primeros lugares polémicos

La fábrica militar Madre de todas las batallas, bautizada con un simbólico nombre que recuerda la guerra del Golfo de 1991, fue ayer el primer objetivo polémico visitado por los inspectores de la ONU, que también examinaron por sorpresa una base militar.

Los expertos internacionales en desarme llegaron a la citada fábrica a las 10.00 de la mañana hora local, supuestamente por sorpresa, aunque al parecer la plantilla estaba avisada y los esperaban. "Los inspectores salieron a lugares sin anunciar, algunos de ellos considerados muy sensibles, pero si los iraquíes son capaces de avisar, eso es algo que no podemos controlar", se quejó el portavoz de los inspectores en Bagdad, Yashuhiro Ueki. Por su parte, Husein Atiya Hamuda, director de la fábrica Madre de todas las batallas, reconoció que fue informado de la visita por los oficiales de enlace iraquíes una hora antes de que los expertos llegaran.

Más información
Los expertos de la ONU inspeccionan la Agencia Nuclear iraquí

Fuentes de la ONU han revelado que el equipo de expertos recela del hotel Canal, su cuartel general, y ha solicitado material especial para detectar aparatos eléctricos de comunicación y espionaje. En la Madre de todas las batallas, una fábrica encargada del desarrollo armamentístico de Irak, los expertos trabajaron durante tres horas, agregó Ueki, aunque no se informó de los resultados.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS