_
_
_
_
OPINIÓN DEL LECTOR
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Alcohol y Gobierno

Quiero dar mi más entusiasta enhorabuena a don Andrés Estrada, comisionado para las Drogodependencias en Andalucía, ¡por fin alguien se atreve a llamar las cosas por su verdadero nombre: Alcohol! Esta palabra contrasta claramente con las pronunciadas años atrás por el señor Pérez Saldaña, consejero de Asuntos Sociales de la Junta, en las que consideraba que se debería excluir de las bebidas perjudiciales algunas cervezas y vinos con denominación de origen. Le recuerdo a este señor que todo el alcohol consumido en exceso, con o sin denominación de origen, tiene efectos nocivos para la salud.

Hace pocos días escuché algo que me preocupó: desde el Gobierno central se promueve contra nuestra maravillosa juventud la represión policial y el cierre de locales a horas normales como alternativa al excesivo consumo de alcohol. Esa no es solución: las fuerzas de orden se deben destinar a labores tan fundamentales como preservar el derecho a disfrutar libremente y proteger a nuestros jóvenes de los indeseables que se confunden con ellos para cometer sus tropelías, sobre todo por las noches.

Ya está bien de vendernos alternativas electoralistas y pactos por la noche. ¿Cuándo vamos a dejar de ser sólo votos que interesa recaudar en tiempo de elecciones?

Creo que se debería contar más con las asociaciones de alcohólicos rehabilitados y aprovechar su experiencia en programas de prevención del alcoholismo además de los de desintoxicación que ya realizan. Potenciarlas para que puedan subsistir y no tengan que hipotecar su patrimonio y las nóminas de sus componentes a fin de llegar a final de año, incrementando las partidas presupuestarias para Asuntos Sociales y las que se destinen a estas asociaciones. Personalmente, no estoy en contra del alcohol, sólo en contra de la terrible enfermedad que éste produce.

En nuestra Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de San José de la Rinconada se agrupan 150 familias, si a éstas le sumamos las 42 asociaciones adscritas a la Federación Andaluza (FAAR), podemos hacernos una idea aproximada de la importancia de este colectivo. Desearía que los gobernantes de este país abandonasen de una vez por todas esa doble moral que les permite, por un lado, fomentar la aparición de nuevos alcohólicos con la utilización de espacios públicos como vallas publicitarias, autobuses televisión, etcétera, para anunciar e incitar al consumo de bebidas alcohólicas, y, por otro lado, otorgan unas míseras asignaciones económicas, que además llegan tarde a las asociaciones, obligando a sus integrantes a tener que arriesgar sus propios recursos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_