Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crisis en la RAI tras la dimisión de dos consejeros de El Olivo

Los dos representantes que la oposición de El Olivo tiene en el Consejo de Administración de la cadena estatal de televisión (RAI) dimitieron ayer en protesta por lo que consideran falta de pluralismo y libertad informativa. Además, amenazó con renunciar Marco Staderini, próximo a los pequeños partidos centristas que participan en la coalición de Gobierno que encabeza Silvio Berlusconi, dueño del imperio Mediaset, que controla varias cadenas de televisión en Italia.

Carmine Donzelli e Luigi Zanda presentaron su dimisión al presidente de la RAI, Antonio Baldassare y ahora, según el estatuto de ese ente público, el consejo debe dirigirse a los presidentes de la Cámara y el Senado. A ambos presidentes de las sedes parlamentarias corresponde la designación de los cinco integrantes del consejo de la RAI, que tradicionalmente se reparten los distintos partidos políticos.

En el caso del actual consejo, los cinco miembros fueron elegidos en febrero pasado. Desde entonces la RAI ha sido objeto de frecuentes polémicas sobre el tono de los informativos. La oposición ha denunciado reiteradamente su inclinación en favor del Gobierno de centro-derecha.

En su renuncia, Donzelli hace referencia a lo que considera falta de pluralismo y libertad. "Tengo la convicción de que no existe espacio para el ejercicio del mandato que tengo atribuido. Ya había expresado mi malestar con anterioridad pero ahora incluso se ha superado", dijo.

El ministro para las Comunicaciones, Maurizio Gasparri, ha respondido que ambos consejeros pretendían fichar para la cadena pública a un político de izquierdas y que, tras fracasar, han optado por marcharse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de noviembre de 2002