Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SGAE y Antonio Banderas demandan a Riofisa por el teatro Príncipe Pío

La empresa Teatro Príncipe Pío, SL, con mayoría accionarial de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y un 32% en manos del actor Antonio Banderas, ha presentado ante el Juzgado decano de Instrucción de Madrid una demanda contra Renfe y la inmobiliaria Riofisa por incumplimiento de contrato para la gestión del futuro teatro de Príncipe Pío. Según un comunicado hecho público ayer por la SGAE, Banderas y la Sociedad General de Autores habían presentado un proyecto arquitectónico completo para la antigua estación del Norte cuando Riofisa anunció unilateralmente, el pasado 31 de julio, que cedía la explotación de las futuras instalaciones a la multinacional mexicana Corporación Iberoamericana del Entretenimiento (CIE), especializada en musicales de Broadway.

La SGAE y Banderas, dice la citada nota, rubricaron en el año 2000 un contrato con Riofisa, la inmobiliaria a la que Renfe encomendó la gestión del complejo comercial y de ocio en la antigua estación de Príncipe Pío. Ese contrato establecía que el tándem SGAE/Banderas asumía durante 50 años la gestión del futuro espacio escénico que debe ocupar unos 7.000 metros cuadrados de los más de 60.000 existentes en la estación.

La demanda, presentada el pasado viernes, argumenta que Riofisa ha incurrido en incumplimiento de contrato. Por ello, Teatro Príncipe Pío, SL reclama a Riofisa y Renfe -titular de los terrenos- 20 millones de euros en concepto de daños y perjuicios.

La SGAE asegura que había concebido el futuro teatro de Príncipe Pío como "un punto de encuentro y de agitación cultural" en la capital. Su proyecto arquitectónico partía de una configuración inicial de 2.029 localidades y podía duplicar el aforo gracias a un sistema de gradas abatibles. Por ello, aseguran, el teatro de la SGAE y Banderas podía albergar musicales, teatro convencional, performances, óperas de pequeño formato, conciertos de pop-rock de mediano aforo e incluso convenciones, conferencias o estrenos cinematográficos en formato digital.

Miguel Sáenz de Tejada, portavoz de la inmobiliaria Riofisa, manifestó ayer que la empresa Teatro Príncipe Pío, SL "nunca presentó un proyecto a lo largo de sucesivas prórrogas" y recalcó que incumplió sistemáticamente los plazos establecidos en el contrato. Finalmente "presentó un boceto, pero no un proyecto", agregó.

La SGAE argumenta que los plazos establecidos en el contrato estaban vinculados a la obtención de la licencia de obras para todo el complejo, que Riofisa no logró hasta julio pasado. "Esa licencia para el teatro la tenía que haber conseguido la SGAE en los plazos estipulados, ya que el resto del complejo se rije por otra licencia", replica Sáenz de Tejada.

Riofisa explicó el pasado agosto que eligió a la CIE "por su amplia experiencia nacional e internacional en representación de obras musicales y por su alto nivel de especialización en este campo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de noviembre de 2002