Una residente en una colonia judía muere a tiros en un atentado palestino

Mitzan, alcalde de Haifa, es el favorito hoy en las primarias laboristas

Francotiradores palestinos asesinaron ayer a tiros a una mujer, colona del asentamiento de Rinomin, próximo a Ramala. Este atentado forma parte de una escalada de los radicales palestinos dirigida contra el Ejército israelí y los asentamientos judíos en Cisjordania. El viernes, un comando de la Yihad Islámica mató a nueve soldados y tres miembros del cuerpo de seguridad privado del asentamiento de Kiryat Arba, en Hebrón.

Más información

La mujer, de 49 años, fue alcanzada dentro de su vehículo por varios disparos efectuados desde un coche que se dio a la fuga. Una acompañante, que iba junto a la víctima, resultó gravemente herida. El atentado pone fin a una aparente tregua en las carreteras de Cisjordania. Los radicales palestinos habían suspendido hace un mes estas acciones armadas.

El movimiento colono radical, como respuesta a estos atentados, ocupó ayer varios terrenos palestinos, próximos al asentamiento de Kiryat Arba. El objetivo es construir un corredor que les permita desplazarse con seguridad a la tumba de los Patriarcas de Hebrón, a más de un kilómetro y medio de sus casas. La ocupación cuenta con el beneplácito del Ejército y del Ministerio de Vivienda, que se dispone a expropiar los terrenos que bordean el camino.

Tropas israelíes abandonaron ayer la capital de Gaza tras la incursión de la noche anterior destinada a destruir los cuarteles generales de la seguridad palestina. Participaron en ella una treintena de carros de combate, dos helicópteros artillados y centenares de soldados. Un portavoz militar israelí aseguró que la policía palestina en Gaza, la más importante y numerosa con la que cuenta Yasir Arafat, se dedica a fabricar y distribuir armas entre las milicias radicales, Yihad Islámica y Hamás.

En este clima de tensión y violencia, Israel se prepara para vivir hoy la primera gran cita política, que desembocará en las elecciones generales del 28 de enero. Los compromisarios del Partido Laborista eligen a su candidato a primer ministro. Los sondeos otorgan la victoria al alcalde de Haifa, Amram Mitzan, un neófito en las tareas parlamentarias, que propugna la reapertura de las negociaciones con Arafat, la división de Jerusalén y la proclamación del Estado palestino. Veinte puntos por detrás está el ex ministro de Defensa, Benjamín Ben Eliezer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 19 de noviembre de 2002.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50