Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Liga de Campeones | FÚTBOL

Pleno del Barça en Europa

Los azulgrana suman seis triunfos en seis partidos tras ganar al Galatasaray

Marcó Dani, también Gerard y hasta Geovanni, que festejó su gol con una voletereta circense. Únicamente faltó un gesto de Enke, otro de los suplentes habitutales y que debutó anoche en el Camp Nou. El Barça, repleto de suplentes, se entrenó ante un Galatasaray en horas bajas y que se desentendió rápidamente de sus escasas opciones de clasificarse para las segunda ronda europea (ha quedado último de grupo) y no jugará ni la UEFA. El partido, jugado en familia y a destiempo para que coincidiera con el otro del grupo, el que se disputaba en Moscú, fue un simple trámite que servirá para que Van Gaal presumae de estadísticas en el torneo que se le atragantó en su pimera etapa. Ha logrado 18 puntos sobre 18, algo que sólo han alcanzado cuatro clubes en la historia del torneo (Milan, Paris Saint Germain y Spartak de Moscuú) Pero las estadísticas se quedan ahí. El Barça afronta ahora un duro calendario (Deportivo, Madrid y Real Sociedad) y el Galasataray no está para chequear a nadie.

BARCELONA 3| GALATASARAY 1

Barcelona: Enke; Reiziger, Frank de Boer (Oleguer Preses, m.85), Puyol (Dani Tortolero, m. 63); Mendieta, Gerard, Motta, Navarro; Geovanni (Kluivert, m. 78), Saviola; y Dani. Galatasaray: Mondragón; Sarr, Almaguer, Kormaz, Hakan Unsal; Batista (Ayhan, m.63), Haspolatli (Suat, m.45), Ergun; Fabio Pinto; Hasan Sas y Baljic (Christian, m.73). Goles: 1-0. M. 9. Dani controla un pase de Geovanni y enfila el marco hasta rematar sobre el cuerpo de Mondragón. 1-1. M. 20. Fabio Pinto centra y Haspolatli cabecea ante la pasividad de Puyol, Navarro y Enke. 2-1. M. 44. Gerard cabecea en el primer palo un saque de esquina botado por Motta. 3-1. M. 55. Geovanni marca de disparo cruzado desde unos 25 metros. Árbitro: Van Egmond (Holanda). Mostró la tarjeta amarilla a Mendieta y Ayhan. Camp Nou: unos 42.000 espectadores.

El Barça, sin cinco de sus titulares, acabó ayer entreteniendo en un partido que empezó tan dormido como la grada y que aportó alicientes como la profundidad de Gerard, la movilidad del incansable Saviola (suplente ahora en la Liga) y las carreras por las bandas de Geovanni. Van Gaal se permitió el lujo, incluso, de retirar a la hora de juego a Puyol, que pidió el cambio por una lesión (se negó a hacerlo, por ejemplo, ante el Vilarreal) y de jugar los últimos minutos con 10 (Dani Tortelero se retiró por un pinchazo muscular) pero el trabajo ya estaba hecho. Enke, además, frenó las embestidas finales de Christian, a quien frustó dos ocasiones claras de gol. Y, en la tercera, hasta el palo le ayudó: el balón rebotó en la madera y acabó en las manos del meta.

La noche empezó con languidez porque el Barça se jugaba sólo el prestigio y el dinero y el Camp Nou, en una hora extraña, estaba medio vacío. Pero Dani logró muy pronto algo impagable: que los azulgrana se sacudieran el complejo de equipo pequeño que les persigue últimamente y que necesitan un tratado de ocasiones para obtener un gol. El delantero, que quiere redimirse de su sequía en los dos últimos años, se hizo con un balón y entró en el área como un tanque hasta batir a un dudoso Mondragón. El Galatasaray replicó en una desatención defensiva, pero a la que Gerard volvió a desequilibró en otra jugada de estrategia, se rindió y el segundo tiempo fue un monólogo barcelonista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de noviembre de 2002