Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PHN empeorará la calidad y aumentará el coste del agua, según un grupo de expertos

La Fundación Nueva Cultura del Agua considera que perjudica a la Comunidad Valenciana

La Comunidad Valenciana será una de las autonomías más perjudicadas por el Plan Hidrológico Nacional (PHN) porque perderá 'sus derechos históricos' sobre el Júcar, y sus abastecimientos de agua empeorarán 'en calidad, en garantía y en precio'. Con esta contundencia, y apoyada en estudios científicos, se presentó ayer en Valencia la Fundación Nueva Cultura del Agua, integrada en su mayoría por profesores universitarios, que se marca 'el reto de colaborar con el diálogo social' y el debate cuando arrecia la polémica por la manifestación contra el PHN el día 24.

La Fundación Nueva Cultura del Agua, en cuyo consejo están integrados cerca de 70 profesores de diferentes universidades españolas y otros profesionales, se creó en 2000 y ha presentado informes que se confrontan en los órganos europeos a los del Gobierno central sobre el PHN. La fundación pretende 'volcar sobre el debate social los frutos de la investigación' en las universidades y contraponerla a la política hidráulica 'anticuada y dañina' del PHN a través de foros y talleres en los que se sitúen 'los conflictos en su justo lugar', explicó su presidente, Pedro Arrojo, profesor de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza.

En un ambiente de guerra del agua, la fundación pretende incidir en 'el debate científico-técnico' desde la 'independencia', y ayer lo hizo en Valencia en un acto al que tenían previsto asistir representantes de los sindicatos y partidos de izquierda, además del mundo universitario. Según Antonio Estevan, ingeniero y miembro de la fundación, la Comunidad será de las más perjudicadas por el PHN: perderá 'los derechos históricos sobre el Júcar', cuyos recursos se consumirán mayormente en Castilla-La Mancha, a cambio del agua del Ebro, que llegará 'con una calidad deplorable', en unas 'condiciones de seguridad de suministro que son precarias', y a un alto coste. Según estudios de la fundación, el PHN se apoya en 'datos falsos' del Ebro; con los informes del año hidrológico 2001-2002, si el trasvase funcionara ya, sólo llegaría a la Comunidad el 15% del volumen previsto y los costes se dispararían por encima de los dos euros por metro cúbico. Además, por la concentración salina, que irá en aumento, el agua no cumple las normas de prepotabilidad, cuando el PHN prevé que se destine a abastecimiento urbano el 42% del trasvase; ello implicará procesos de depuración y desalobración que encarecerán el precio previsto por el plan para el agua.

La fundación advierte también de que el PHN ha generado una nueva demanda en la construcción, el turismo o la agricultura, que en el futuro dependerá de infraestructuras alimentadas por un río, el Ebro, 'con caudales claramente menguantes', con lo que se pierde garantía de suministro. Frente a la política de grandes obras hidráulicas, la fundación pide al Gobierno una 'profunda revisión' del plan en favor de una gestión sostenible del agua.

Camps agradece el apoyo patronal

El secretario general del PP de la Comunidad Valenciana y candidato a la presidencia de la Generalitat, Francisco Camps, agradeció ayer a la patronal autonómica Cierval el acto convocado en defensa del Plan Hidrológico Nacional (PHN) previsto para el próximo 23 de noviembre. 'Agradezco como candidato y militante del PP y como diputado que votó en el Congreso de los Diputados a favor del PHN, esta nueva muestra de apoyo del sector empresarial a este plan, ya que estamos hablando de una infraestructura vital y de futuro para nuestra Comunidad', manifestó el candidato popular. Camps calificó de 'acertada' la propuesta de Cierval 'en el tiempo y en la forma' ya que 'es bueno que la sociedad valenciana diga públicamente que está de acuerdo en algo que es fundamental para todos' por lo que agradeció a Cierval que haga pública su manifestación de apoyo 'irrenunciable e inequívoco al PHN'.El dirigente del PP realizó estas afirmaciones tras entrevistarse con la dirección de la patronal autonómica, ante la que volvió a alabar el PHN aprobado por el PP.'Es una infraestructura de la que toda la sociedad valenciana está detrás porque los ciudadanos de la Comunidad sabemos que necesitamos agua para beber, para regar y para nuestro futuro', dijo Camps, que aprovechó también para criticar a los socialistas valencianos. Desde el PSPV acusaron a Camps de enfrentar y crispar a la sociedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de noviembre de 2002

Más información