Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU exige a la UE más información sobre viajeros

Las autoridades estadounidenses han pedido a la Unión Europea que informe con más detalle a sus agencias sobre las personas que viajan a EE UU en vuelos comerciales desde los aeropuertos europeos. Es una de las cuestiones suscitadas ayer por el máximo responsable en materia de Seguridad Nacional, Tom Ridge, durante las reuniones que mantuvo ayer con miembros de la Comisión Europea y el alto representante de Política Exterior de la UE, Javier Solana. La visita del asesor del presidente George W. Bush es la primera escala en una gira para estrechar la cooperación con sus aliados en el seno de la coalición internacional contra el terrorismo.

'La amenaza es global y para combatir al enemigo necesitamos por naturaleza un frente unido y una estrategia colectiva para protegernos', declaró. La visita oficial de Ridge se completará hoy con una entrevista con el secretario general de la OTAN, George Robertson, y con su participación en la reunión del Consejo Atlántico. EE UU pide un esfuerzo a la UE para reducir la vulnerabilidad en las infraestructuras clave y reforzar el intercambio de información entre las agencias de seguridad.

'Aún hay mucho trabajo por hacer', afirmó Ridge, quien insistió en que para combatir con éxito una amenaza en proceso constante de 'mutación' se deben encontrar 'soluciones globales'. El asesor en materia de seguridad de Bush puso especial énfasis en la necesidad de que se le suministre 'información adicional' sobre los pasajeros que usan vuelos comerciales para viajar desde Europa a EE UU. La UE responde en que se debe preservar la privacidad de los individuos. 'Es una cuestión que debemos resolver satisfactoriamente pronto', indicó.

Otra área donde EE UU busca que se refuercen los controles en el tráfico marítimo de contenedores. El 95% de las importaciones llegan a EE UU por esa vía y para ello han establecido un sistema de seguridad en los 20 puertos más importantes del mundo, entre ellos el de Rotterdam (Holanda), el más grande de Europa, para evitar que las organizaciones terroristas utilicen este medio de transporte para introducir en Estados Unidos material nuclear o armas. Ridge aseguró que esta medida no penalizará a los puertos pequeños, aunque se incrementarán los trámites para las autorizaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de noviembre de 2002