Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Huelga de enseñanza

Hoy, 29 de octubre, la CGT, CC OO, Ustea, Sindicato de Estudiantes y Codapa convocan huelga en la enseñanza pública no universitaria para exigir la retirada del anteproyecto de Ley Orgánica de Calidad de la Educación. Me sumaré a la huelga porque: estoy en contra de una ley que lo único que pretende es debilitar al sector público, reforzar la ideología individualista de la competitividad, incrementar la división social, adaptar el sistema educativo a la creciente precariedad del mercado laboral y diseñar un sistema que permita seguir recortando gastos para educación.

En los últimos siete años, la concertación educativa ha aumentado de un 11% a un 38%, la inversión en educación en las dos últimas décadas ha disminuido del 4,6% al 4,42% del PIB. La media de nuestro entorno se acerca al 6%. La Ley de Calidad plantea un modelo selectivo y segregador. Selectivo, porque su eje, la llamada 'cultura del esfuerzo', enfrenta al alumno con una carrera de obstáculos a lo largo de su escolaridad. Segregador, a través de la guerra a la comprensividad, enfrentando una educación de calidad para todos a una alta calidad para el alumnado en mejores condiciones socioeconómicas, por medio de los itinerarios, que traerán graves discriminaciones entre centros públicos y privados. La Ley de Calidad vuelve a un modelo autoritario y antidemocrático; el claustro y el consejo escolar dejan de ser órganos de gobierno y pasan a ser órganos de participación de segundo orden en la gestión de los centros. La Ley de Calidad consolida un sistema abiertamente privatizador abriendo las puertas de las subvenciones en la Educación Infantil a los privados concertados. Y amplía las posibilidades para otros niveles educativos no obligatorios. También consolida la confesionalidad del sistema. Por último, el deterioro del sistema público será mayor cuanto menor sea la resistencia de los sectores afectados, que somos todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 2002