Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

El 'otro' País Vasco

Coches quemados, cócteles molotov contra viviendas de políticos no nacionalistas, dianas con nombres de políticos, sedes de partidos no nacionalistas destrozadas, amenazas telefónicas... No, no hablo ni de San Sebastián, ni de Rentería, ni de Hernani. Hablo de Ripoll, de Sant Sadurní d'Anoia y de Cervera.

Es que algunos quieren convertir la Cataluña interior en otro País Vasco, donde exista un ambiente irrespirable para defender las ideas no nacionalistas, donde los representantes de partidos no nacionalistas vivan entre amenazas que hagan imposible la libre expresión de sus ideas; en definitiva, donde la libertad deje de existir.

Hasta ahora, los nacionalistas catalanes han mirado con absoluta indiferencia para otro lado, como si no fuera con ellos o el problema fuera de segundo orden. Creo que en estos momentos estamos ante un problema de primer orden en Cataluña, y frente a la violencia debemos estar todos, nacionalistas y no nacionalistas, unidos porque está en juego lo más importante que tenemos las personas: la vida y la libertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de octubre de 2002