Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT y CC OO convocan dos manifestaciones por el subsidio y planean un paro general en el campo

Los sindicatos amenazan con prolongar las protestas hasta las próximas elecciones municipales

Los secretarios generales de UGT y CC OO de Andalucía, Manuel Pastrana, y Julio Ruiz, y de Extremadura, Miguel Bernal y Valentín García, respectivamente, convocaron ayer dos manifestaciones (el 23 de noviembre en Badajoz y el 30 en Sevilla) contra la supresión del subsidio agrario. Los sindicalistas advirtieron de que las movilizaciones seguirán hasta las elecciones y plantearon una huelga general en el campo si el Gobierno no recupera las ayudas a los jornaleros, único aspecto del decretazo que se ha mantenido. Del subsidio, según los trabajadores, dependen 300.000 temporeros.

Los secretarios generales de ambos sindicatos se reunieron ayer para coordinar las actuaciones, que comenzarán con asambleas 'de agitación' en los pueblos de las dos comunidades. La primera será este viernes en Pedrera (Sevilla). Las protestas se mantendrán el tiempo que 'haga falta', incluso hasta la próxima primavera, cuando están previstas las elecciones municipales, si el Gobierno no da marcha atrás, indicó Ruiz.

Según Pastrana, los secretarios generales CC OO, José María Fidalgo, y UGT, Cándido Méndez, también participarán de forma activa en la acciones ya acordadas, informaron los dirigentes regionales.

Miguel Bernal avanzó que la próxima semana se iniciará también una ronda de asambleas en un centenar de pueblos extremeños. Además, anunció que el próximo viernes se reunirán con unos 400 alcaldes de Cáceres y Badajoz a quienes reiterarán que 'no van a parar' en sus movilizaciones hasta que el Gobierno restituya a los trabajadores su derecho.

El Ejecutivo mueve ficha

El Gobierno por su parte ya ha comenzado una primera ronda de contactos en la que ha participado el secretario general de Empleo, Juan Chozas, y representantes sindicales para debatir con carácter de urgencia sobre el actual subsidio agrario. Además, se ha planteado comenzar el diálogo sobre las nuevas prestaciones contributivas, aunque aún no se ha fijado en qué mesa se sentarán sindicatos y Gobierno.

Ruiz indicó que el diálogo con el Gobierno aun es posible. 'Es el momento de restituir el derecho del subsidio y, por tanto, de apertura, de diálogo, de negociación, de propuestas, pero siempre que antes se restituya el daño que se está causando a este colectivo de trabajadores'.

Pastrana aludió a la propuesta de la presidenta del PP andaluz, Teófila Martínez, quien propuso que el subsidio se mantenga sólo en algunas zona. El dirigente de UGT acusó a los populares de 'ser consentidores de esta situación' y plantear 'paridas'. La única solución, dijo, pasa por dar marcha atrás a la reforma del subsidio impuesta por el Gobierno.

Julio Ruiz centró sus críticas en Teófila Martínez, a la que acusó de hacer 'propuestas a lo loco'. 'Lo que tiene que hacer es convencer al ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, para que dé luz verde y materialice las expectativas sobre la restitución del subsidio que se abrieron en la reunión mantenida con los sindicatos hace dos semanas'.

Según los sindicatos, en Extremadura existen unos 70.000 trabajadores adscritos al régimen especial agrario, de los que sólo 29.000 perciben unos 90 millones de euros del subsidio. En Andalucía, el total de jornaleros asciende a 500.000, de los que unos 230.000 han recibido o reciben ayudas, mientras que en todo el país la cifra de empleados del régimen especial agrario se eleva a unos 800.000, según las mismas fuentes. De momento, más de 5.000 jornaleros se han visto ya afectados por la supresión de las ayudas.

Por su parte, decenas de representantes del Sindicato de Obreros del Campo (SOC) arrojaron ayer huevos y naranjas sobre la fachada de la sede del PP en Cádiz. También lo hicieron en Sevilla, donde rompieron cristales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de octubre de 2002