CARTAS AL DIRECTOR
i

Un mundo casi perfecto

De un tiempo a esta parte, las compañías eléctricas nos ofrecen en sus anuncios abundantes dosis de idílicos paisajes y esplendorosas vistas naturales, cuya razón de ser estriba, precisamente, en la necesidad de mejorar una imagen corporativa inevitablemente vinculada con el deterioro del medio ambiente.

Así que el telespectador tiene que soportar, entre otras lindezas, un larguísimo anuncio de Iberdrola con hombrecillos disfrazados de hoja que evolucionan felices por verdes prados con aerogeneradores que se recortan en el horizonte -omitiendo, como era de esperar, paisajes con térmicas o nucleares también de la citada compañía-.

Por si fuera poco, Unión Fenosa nos ofrece más imágenes de naturaleza virginal en su nueva campaña, proponiéndose a sí misma como 'una pequeña ayuda para mejorar un mundo casi perfecto' -lema final del anuncio-.

Sinceramente, dado que Unión Fenosa es, entre otras muchas cosas, propietaria de la obsoleta y peligrosa central nuclear de Zorita, que han intentado mantener abierta el máximo tiempo posible para incrementar sus ganancias sin importarles especialmente los riesgos de seguridad, casi preferimos que no contribuyan a mejorar el mundo casi perfecto del que hablan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 18 de octubre de 2002.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50