El PSPV propone un plan de choque para facilitar el acceso a la vivienda con una inversión de 1.130 millones

Los socialistas anunciaron ayer que presentarán en las Cortes Valencianas una proposición no de ley en la que proponen al Consell la puesta en marcha de un plan de choque para facilitar el acceso a la vivienda. Las medidas propuestas por el PSPV se enmarcan en el periodo 2002-2005 y se evalúan en 1.130 millones de euros.La finalidad de la propuesta del PSPV es facilitar el acceso a vivienda protegida a 65.000 familias valencianas, de las que 9.000 estarían en régimen de alquiler, así como establecer desgravaciones fiscales en la adquisición de VPO y para arrendadores y arrendatarios. El diputado socialista Josep Albert Mestre destacó que este plan de choque irá dirigido a los colectivos con dificultades de acceso a una vivienda, como jóvenes, personas de la tercera edad, familias con menos recursos, madres solteras y mujeres víctimas de malos tratos y se presenta como un 'complemento' del Plan de la Vivienda 2002-2005.

Según los cálculos del PSPV, las subvenciones y desgravaciones fiscales propuestas en su iniciativa -entre ellas, la rebaja del IVA en la adquisición de viviendas de protección oficial (VPO) al 2%- implicarían un coste de 1.130 millones de euros, de los que 530 corresponderían al Ministerio de Fomento y 600 a la Generalitat.

Con el objetivo de incentivar las viviendas en alquiler Mestre explicó que su partido propone desgravaciones fiscales para inquilinos y propietarios que hagan del arrendamiento una alternativa real a la vivienda en propiedad.

En su proposición no de ley, el Grupo Socialista defiende la inclusión de programas específicos de atención personalizada a los colectivos con problemas para acceder a una vivienda. La iniciativa también plantea medidas dirigidas a garantizar la existencia de suelo para la construcción de vivienda pública, bien con gestión directa desde la Generalitat y los ayuntamientos, bien exigiendo la reserva suficiente -al menos una de cada tres viviendas, cuando la iniciativa es privada-.

Por otra parte, el secretario general de Comisiones Obreras, José María Fidalgo, afirmó ayer en Alicante que ha sido 'un escándalo que no haya habido intervención política en la subida del precio de la vivienda y del alquiler', informa Rebeca Llorente. Fidalgo indicó que es 'una desgracia de inoperancia de las administraciones públicas'. El líder de CC OO calificó de 'mal gusto' que las autoridades bromeen con el precio de viviendas y reclamó más viviendas de VPO.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de octubre de 2002.