Crítica:CRÍTICA
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

Trepidante acción

Hija del director de películas de miedo Dario Argento y de la actriz Daria Nicolodi, la muy peculiar Asia Argento (Roma, 1975) debutó a los 11 años como actriz de cine. El defecto de XXX es que no está pensada para el lucimiento de la atractiva, misteriosa y viciosa Asia Argento, sino del musculoso Vin Diesel, una continuación de la serie de los Van Damme, Schwarzenegger y Stallone, pero con la cabeza afeitada, en el momento en que este tipo de cine de pura acción violenta parecía haber perdido toda fuerza tras los terribles sucesos del 11 de septiembre.

Sin embargo, está escrita por Rich Wilkes como si fuese una historieta gráfica en movimiento y dirigida por el especialista en cine de acción Rob Cohen sólo para relanzar a su descubrimiento Vin Diesel, tras su éxito conjunto en A todo gas (2001). El resultado es otra más de las habituales producciones de trepidante acción violenta, múltiples explosiones, nula intriga y aburrimiento generalizado.

XXX

Director: Rob Cohen. Guionista: Rich Wilkes. Intérpretes: Vin Diesel, Asia Argento, Morton Csokas, Samuel L. Jackson. Género: violencia, Estados Unidos, 2002. Duración: 115 minutos.

Más información
Pierce Brosnan será James Bond hasta que no le dé vergüenza

En esta ocasión las peleas y los efectos especiales se suceden en Praga, donde se enfrentan un delincuente norteamericano contratado por la CIA por su especial brutalidad y una seductora espía rusa de la ex KGB, para detener al malvado jefe de un grupo de terroristas checos que trata, una vez más, de adueñarse del mundo, como siempre ocurría en las películas y ahora también en la realidad.

Con unas excesivas influencias de la serie James Bond, pero sin su peculiar sentido del humor, destaca por plantear una tenue relación sentimental, los protagonistas se dan un par de largos besos, entre el brutal norteamericano y la atractiva rusa. Algo que hace años quedó al margen de este tipo de cine que sólo pretende dar la mayor cantidad de violencia concentrada posible en planos muy cortos, donde apenas se ve qué ocurre, y una música que sube de volumen para atronar el posible sentido crítico del espectador.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS