Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU modifica sus candidaturas y excluye de los primeros puestos a los sectores minoritarios

La comisión electoral 'reordena' las listas que la dirección aprobó hace 11 días

La comisión electoral de IU-Madrid acordó ayer modificar las candidaturas para la Comunidad y el Ayuntamiento -sin tocar a los cabezas de lista, Fausto Fernández e Inés Sabanés- que el Consejo Político había aprobado el pasado día 4. Los representantes de las dos listas minoritarias, que en aquella ocasión sumaron un 30% de los votos, quedan ahora relegados a los puestos más bajos de las candidaturas, lo que significa que pierden toda posibilidad de ser elegidos concejales o diputados. El cambio permite cumplir con la cuota femenina fijada en los estatutos.

IU tiene ahora ocho diputados en la Asamblea y cinco concejales en el Ayuntamiento de la capital. Si las encuestas no fallan, la coalición obtendrá, en los comicios del próximo 25 de mayo, igual o menor número de cargos. Por eso es tan importante en qué puesto de las listas queden los representantes de cada corriente de la coalición: a partir del noveno puesto en la lista de la Asamblea y del sexto en la del Ayuntamiento, no habrá prácticamente posibilidad de acceder a las instituciones, según los sondeos.

Tal y como han quedado ahora las candidaturas, los dos sectores mayoritarios -encabezados por Fausto Fernández (coordinador general) y Ángel Pérez (portavoz en el Parlamento regional), enfrentados entre sí- se reparten íntegros los primeros 12 puestos de la candidatura a la Asamblea y los ocho de cabeza para el Ayuntamiento. El tercer sector tradicionalmente en discordia, la llamada Plataforma de Izquierdas (que agrupa al 18% de la dirección y que hasta ahora había apoyado a Fernández) sólo logra colar a un representante en cada lista, muy lejos de los puestos de salida. Y lo mismo le pasa a la corriente del PCE desgajada a última hora del sector de Pérez.

'Recurriremos'

Todo gracias a una interpretación de la fórmula electoral del resto mayor -un método de ordenación de puestos en las candidaturas- que la Plataforma considera no válida. 'Hemos pedido un informe a la dirección federal y estamos seguros de que nos dará la razón. El resto mayor no se aplica así, sino de otra forma que a nosotros nos garantizaría puestos de salida en las listas. Si la Ejecutiva Federal nos quita la razón recurriremos estas candidaturas', advirtieron fuentes de la Plataforma de Izquierdas. El cabeza de lista del otro sector minoritario, Gregorio Gordo, rehusó comentar la decisión de la comisión electoral y se limitó a afirmar: 'Mi candidatura nació y murió el día en el que se presentó' [en la votación del día 4].

Y esto después de una semana de tira y afloja entre las distintas familias de IU-Madrid, que ha desembocado en la modificación de las listas electorales que la propia dirección aprobó hace 11 días, cuando los 139 miembros del Consejo Político votaron las que debían ser las candidaturas definitivas.

A esa votación concurrieron tres listas: la primera, que obtuvo el 70% de los votos en la candidatura para la Asamblea y el 66% en la del Ayuntamiento, había sido consensuada -con una fórmula paritaria- por Fernández y Pérez. La segunda la presentó la Plataforma, que sumó el 14% de los votos para la Asamblea y el 18% para el Ayuntamiento. La tercera, avalada por miembros del PCE que abandonaron el sector de Pérez, obtuvo el 16% de los votos.

Con estos resultados fueron confeccionadas, aplicando el principio de proporcionalidad, las dos candidaturas. Pero cuatro días después de ser aprobadas ya se estaban poniendo en cuestión. Primero la dirección se dio cuenta de que no cumplían el mandato estatutario de igualdad de sexos: había sólo dos mujeres entre los primeros diez puestos para la Asamblea, en lugar de las cuatro que exigen las normas de IU. Después, Ángel Pérez advirtió de que en la candidatura municipal no se respetaba el reparto paritario de poder pactado con Fausto Fernández.

Franco González, diputado regional de Izquierda Unida, resumía esta situación con un punto de ironía y otro de amargura: 'Estamos peor que en las elecciones de Marruecos, ha pasado una semana y aún no sabemos los resultados de una votación de 139 personas'.

Finalmente, la comisión electoral zanjó ayer la discusión aprobando, con el voto en contra de la Plataforma y la ausencia del sector minoritario del PCE, la propuesta del coordinador regional, que incorpora a dos mujeres más en la lista autonómica y relega a las minorías. Eduardo Cuenca, número dos para la Asamblea de Madrid, confió en que a partir de ahora 'se sienten las bases para una acción conjunta de la mayoría', más allá del enfrentamiento entre Fernández y Pérez. El coordinador regional aseguró que en todo momento ha apostado 'por el consenso' y que IU se centrará ahora en trabajar de cara a la ciudadanía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de octubre de 2002