Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MATANZA DE TURISTAS EN INDONESIA

La Embajada de España recomienda no viajar a la zona

La Embajada de España en Indonesia es muy clara en las recomendaciones para los turistas que tuviesen previsto visitar Bali: que no vayan. 'Si se tiene previsto un viaje como turista es mejor retrasarlo', señaló ayer el embajador español, Dámaso de Lario. 'Si alguien tiene que viajar por negocios, lo mejor es que vaya, haga lo que tenga que hacer y vuelva lo antes posible', agregó. Para aquellos que decidan ir o que se encuentren en la isla, la recomendación más firme es que, en ningún caso, visiten las zonas más frecuentadas, como Kuta, escenario del devastador atentado del sábado.

Los ministerios de Exteriores de países como Francia y el Reino Unido ya han incluido en sus páginas web a Indonesia en la lista de países que no deben ser visitados. Hasta ahora, Bali era considerada 'una zona libre de peligro', tal y como constaba todavía ayer por la tarde en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores español.

'Estuvimos en Kuta hasta las ocho de la noche, sólo tres horas antes del atentado', relató el madrileño Ignacio Navarro, de 25 años, que se encuentra en Bali con un grupo de otros nueve españoles. Han decidido no acortar sus vacaciones y permanecerán hasta el sábado en el hotel Meliá Benoa -uno de los siete establecimientos que la cadena española posee en Indonesia-, situado en la lujosa zona de Nusa Dua, a sólo 30 kilómetros del lugar de la matanza. Pero seguirán los consejos de seguridad. 'Anulamos la excursión que teníamos prevista para hoy [por ayer] y nos moveremos por el centro de la isla. Desde luego no vamos a volver a Kuta', señaló Navarro, que fue despertado a altas horas de la madrugada por familiares preocupados (los móviles españoles funcionan en Indonesia). Sólo entonces supo lo cerca que había estado de la tragedia.

En busca de españoles

Los funcionarios de la Embajada pasaron toda la noche en vela atendiendo el teléfono (han recibido unas cien llamadas de españoles con familiares en Bali) y peinando los hoteles de la isla. Hasta ahora, las noticias son esperanzadoras: no hay ningún español en la lista de víctimas mortales y, al cierre de esta edición, ninguno se encontraba desaparecido. 'Calculamos que hay en torno a 400 españoles en Bali. Todo indica que no hay víctimas españolas, pero todavía no podemos estar al cien por cien seguros', agregó De Lario.

'El golpe ha sido devastador. Nunca imaginamos que pudiese pasar', dijo Carlos Viñas, un barcelonés de 49 años que lleva 12 en Bali. Es uno de los 20 españoles residentes en la isla. Tiene un restaurante y un agencia de viajes en Nusa Dua y cree que se aproximan tiempos difíciles. 'La situación está muy tranquila; pero el atentado tendrá una enorme repercusión sobre el turismo'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de octubre de 2002