Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU denuncia la tala de árboles protegidos en Torremolinos

El grupo municipal de Izquierda Unida en Torremolinos (Málaga)presentó ayer una denuncia ante la unidad del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) que la Guardia Civil tiene en Mijas por la tala 'desmesurada' de una arboleda en la Plaza de Andalucía.

El portavoz de IU en Torremolinos, Félix Martín, acusa al Gobierno municipal que preside Pedro Fernández Montes, del PP, de haber incurrido en un presunto delito contra el medio ambiente, ya que los ejemplares podados figuran en el catálogo de árboles monumentales y jardines protegidos que contempla el vigente Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad.

En concreto, las ordenanzas urbanísticas determinan que 'se prohíben las transformaciones que supongan desaparición o merma de árboles y vegetación, y, en general, de los elementos que conforman el ambiente de interés especial'.

IU, que acompañó su denuncia con unas fotografías del estado actual de la plaza, sostiene que los árboles han sido sometidos a una 'poda desmesurada, hasta dejarlos exclusivamente en el tronco' y recuerda que estos ejemplares 'constituían una magnífica arboleda que había crecido y conformado la fisonomía de dicha plaza a lo largo de decenas de años'.

La federación de izquierdas sospecha que esta tala es un primer paso para la desaparición de la arboleda existente en la céntrica plaza de Andalucía, en cuyo subsuelo el Ayuntamiento proyecta la construcción de un aparcamiento público, y teme que se repita un conflicto similar al que se produjo hace un año en Fuengirola por la protección del histórico árbol de las pelotillas, afectado también por las obras de construcción de un aparcamiento subterráneo en la Plaza de la Constitución.

Además de denunciar el caso ante el Seprona, IU ha informado también de la situación a los delegados provinciales de las consejerías de Obras Públicas y de Medio Ambiente por si estiman oportuno algún tipo de intervención.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de octubre de 2002