El vicepresidente de El Salvador agradece la ayuda valenciana

El presidente de la Generalitat, José Luis Olivas, y el vicepresidente de El Salvador, Carlos Quintanilla, acordaron ayer en Valencia dar continuidad a los proyectos de colaboración que ambos gobiernos han llevado a cabo desde 1998 para ayudar a los ciudadanos del país suramericano. La construcción de industrias, la educación de jóvenes, la formación y desarrollo de pequeñas explotaciones agrícolas de cítricos y arroz y la formación de funcionarios de ayuntamientos constituyen los objetivos principales de esa colaboración, que ha tenido especial significado en la reconstrucción de la ciudad de Santa María Ostuma, que quedó destruida en un 98% tras el terremoto que afectó a El Salvador en enero de 2001.

Quintanilla, quien se entrevistó también con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, aseguró que gracias a la 'bondad' de la Comunidad Valenciana, Santa María Ostuma 'ha resurgido de las cenizas' y que sus habitantes se sienten muy agradecidos por el apoyo recibido. También explicó que los proyectos que impulsa la Comunidad Valenciana en El Salvador ayudan no sólo a la reconstrución de 'paredes', sino a la 'reconstrucción del tejido productivo del país en materia agrícola y en todos los proyectos en los que trabaja la Generalitat'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS