El arte catalán del siglo XX ocupa las salas del Museo de Bellas Artes de Sevilla

Desde los comienzos del modernismo, hasta una obra del pintor Josep Guinovart fechada el pasado año, la muestra De Gaudí a Tàpies. Maestros catalanes del siglo XX, que se inaugura hoy en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, reúne 120 obras de 33 artistas.

'Antoni Gaudí decía algo que es muy cierto: 'La originalidad consiste en ir al origen'. Esa es la justificación de esta muestra en la que se constata cómo la vanguardia formada por Miró, Dalí y, posteriormente, la generación de Tàpies se nutrió de los planteamientos experimentales de Gaudí, de su arquitectura naturalista', comentó ayer Josep Miquel Garcia, comisario de la exposición que inaugurarán hoy el presidente de la Junta, Manuel Chaves, y su homólogo de la Generalitat de Catalunya, Jordi Pujol. De Gaudí a Tàpies, que arranca con los modelos de ventanal y de columna de la obra cumbre de Gaudí, la Sagrada Familia de Barcelona, ilustra el cambio de siglo XIX al XX con obras de modernistas como Santiago Rusiñol, Ramón Casas, Anglada Camarasa, Isidre Nonell y Joaquím Mir.

La exposición, que estará abierta hasta el 10 de noviembre, incluye también artistas de otras comunidades que trabajaron en Cataluña como el malagueño Pablo Ruiz Picasso o el uruguayo Joaquín Torres García. Para Sevilla, la única ciudad andaluza en la que podrá verse esta muestra que lleva seis años itinerando por Estados Unidos y Europa, se ha ampliado la presencia de Gaudí, de quien se ha celebrado el 150 aniversario de su nacimiento. 'El año Gaudí ha coincidido con los 150 años del nacimiento de la Escuela de Artes e Industria de Sevilla, una de las cuatros que se crearon en España tras un decreto de Isabel II. Su trabajo no se limitó a la arquitectura, sino que también se ocupó de la ingeniería, el diseño de mobiliario, los forjados y las vidrieras', aseguró José María Manzanares, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales.

Dalí es uno de los artistas más representados en esta exposición, que forma parte del programa Cataluña Hoy creador por la Generalitat para dar a conocer su cultura. 'A mediados del siglo XX Gaudí estaba muy mal visto y Dalí fue uno de los primeros en reivindicarlo cómo el precursor del surrealismo. El pintor decía que su arquitectura era comestible, libidinosa y viscosa', explicó Josep Miquel Garcia.

Además de las vanguardias, con una obra en la Tàpies rinde homenaje a Zurbarán, uno de los grandes del barroco cuyas obras se encuentran en el mismo Museo de Bellas Artes que acoge esta muestra temporal, la exposición exhibe obras de Joan Brossa -el creador de la poesía visual-, Ràfols Casamada, Joan Junyer y Hernández Pijuan, además de otros que se exiliaron durante la posguerra como Antoni Clavé.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Margot Molina

Ha desarrollado su carrera en El PAÍS, la mayor parte en la redacción de Andalucía a la que llegó en 1988. Especializada en Cultura, se ha ocupado también de Educación, Sociedad, Viajes y Gastronomía. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Ha publicado, entre otras, la guía de viajes 'Sevilla de cerca' de Lonely Planet.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS