Caja España estudia ceder la empresa Retecal a Hidrocantábrico

La entidad crediticia Caja España está a punto de ceder la gestión de Retecal, la compañía de telecomunicaciones de Castilla y León, a la eléctrica Hidrocantábrico, lo que supondría que una de las empresas señeras de esta comunidad, con más de 800 trabajadores, pasase a estar controlada por capital minoritario ajeno a la comunidad. La situación, según varios accionistas de Retecal, viene determinada por la presión de un sector minoritario del Gobierno de la Junta de Castilla y León.

Retecal, considerada como la vanguardia de la modernidad tecnológica y empresarial en esta comunidad, podría sumarse, según Eduardo Pérez, uno de estos accionistas, 'a casos como los de Chelophan, Campofrío, Alphacel o Fontaneda, que han abandonado Castilla y León deteriorando la estructura económica y social de esta región'. Pérez añade que 'es desalentador que un proyecto regional que iniciamos hace algunos años se pueda ir de la comunidad por problemas ajenos a los inversores'.

El vicepresidente de Caja España, Federico Sumillera (PP) confirmó la operación, aunque restó importancia al hecho 'de que la gestión pase al control de otra empresa porque lo importante es implicarse más en el día a día'.

Con el acuerdo, Caja España entregaría el control de Retecal al margen de socios como Caja Segovia, Caja Ávila, Empresa Fernández, Constructora BEGAR, Gesprocable y más de 60 accionistas entre particulares y pequeñas empresas que también participan en el capital social. Así, según un documento en poder de EL PAÍS, el director general de Caja España, Evaristo del Canto, habría acordado con el consejero delegado de Hidroeléctrica del Cantábrico, Joaquín Coronado, la entrega de la gestión y el cese del actual equipo directivo de Retecal.

Sin coste alguno

Se da la circunstancia de que Caja España participa en Retecal con un 26% de un capital social superior a los 135 millones de Euros y la entrega a Hidroeléctrica del Cantábrico se formalizaría sin coste alguno y con una exigua ampliación de capital, que en ningún caso cubre el plan de inversión que exige el futuro de la empresa aprobado por la propia Caja España. Retecal, cuya gestión, según un informe de PriceWaterhouseCoopers, es una de las mejores empresas del sector del cable en España, no ha recibido hasta el momento un solo contrato de telefonía del gobierno autónomo ni de Caja España.

Muchas de las situaciones que se dan con Retecal vienen motivadas por discrepancias personales de la consejera de Economía, Isabel Carrasco, con José Luis Ulibarri, uno de los accionistas de la compañía. Isabel Carrasco, que negó ayer cualquier influencia en el caso Retecal manifestó: 'Además de no pertenecer al consejo de administración de la caja, no me suelen contar las operaciones de la entidad'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS