La red alquilaba cada pasaporte robado por unos 30.000 euros

Los detenidos en la operación policial por el alquiler de pasaportes robados son Zhuanxia D., de 39 años; Yiguang W., de 42, y Yufu Z., de 30. Fueron arrestados cuando iban a subir a un tren en Atocha con destino a París. La primera detenida, que actuaba como correo de una organización integrada por chinos, ha sido acusada de un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal, y los otros dos, de delitos de falsificación de documentos y usurpación de estado civil.

Estas detenciones han permitido a la policía descubrir una nueva forma de operar de la redes de inmigración ilegal: la organización robaba los pasaportes a turistas japoneses y los alquilaba a ciudadanos chinos por unos 30.000 euros. Los detenidos aprovechaban el parecido facial de los chinos con los japoneses para que los pasaportes parecieran auténticos.

Un miembro de la organización proporcionaba al interesado los documentos para realizar el viaje, le acompañaba en todo momento y, al acabar el viaje, se quedaba con el pasaporte para reutilizarlo. Al llegar al destino, los chinos se quedaban sin documentación que les permitiera acreditarse o buscar un trabajo si no era a través de contactos de la organización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50