Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tribunal turco retira la pena de muerte al líder kurdo Ocalan

El Tribunal de Seguridad del Estado de Ankara levantó formalmente ayer la pena de muerte impuesta al líder rebelde kurdo Abdullah Ocalan tras su captura y juicio en 1999, según informó la agencia de noticias estatal Anatolia.

Ocalan ha vivido a la sombra del patíbulo en la isla-cárcel de Imrali desde que fue sacado de Kenia por fuerzas especiales de Turquía y juzgado en este país por traición. Las autoridades turcas le responsabilizaron de 30.000 muertes durante los 16 años de campaña separatista kurda en el sureste del país. Los rebeldes del PKK aún están activos, pero la violencia ha disminuido.

Anatolia aseguró que el tribunal había conmutado la sentencia por cadena perpetua en línea con la abolición de la pena de muerte el pasado agosto para cumplir con los criterios de respeto a los derechos humanos de la Unión Europea. La decisión, aunque es una mera formalidad, tiene un fuerte valor simbólico en Turquía. Con toda probabilidad va a ser recibida con mofa por los grupos que durante los últimos tres años han hecho campaña para que se cuelgue a Apo, apodo por el que es conocido Ocalan.

La decisión del tribunal tendrá, sin embargo, el apoyo de los reformadores pro-UE como prueba concreta de la mejora en derechos humanos ante la revisión que la UE hará la próxima semana de los avances de los países candidatos.

La pena de muerte es una cuestión altamente polémica en Turquía, un país que colgó a su primer ministro tras un golpe militar en 1960. Sin embargo, nadie ha sido ejecutado desde 1984 y la ejecución de Ocalan fue retrasada por un llamamiento del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La de Ocalan es una de entre la veintena de sentencias de muerte que van a conmutarse en Turquía como consecuencia de la abolición de la pena capital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de octubre de 2002