THE INDEPENDENT | REVISTA DE PRENSAOpinión
i

Serbia y el espíritu de Milosevic

Los resultados de la primera vuelta de las elecciones en Serbia presentan dos logros y una advertencia. El primero de los logros es que las elecciones tuvieron lugar y, además, a juicio de los observadores, se celebraron con observancia general de los estándares internacionales, a todas luces una proeza en una zona tan recientemente envuelta en conflictos. El segundo logro es que los dos candidatos que disputarán la segunda vuelta, Kostunica y Labus, son reconocidos demócratas y su rivalidad refleja el hundimiento de la coalición reformista que derribó a Milosevic, pero al mismo tiempo otorga a los votantes serbios una genuina oportunidad de elegir entre un reformismo económico de corte occidental y un programa más gradual y nacionalista.

Más información

La advertencia se encierra en la inesperada fuerza demostrada por el candidato ultranacionalista Vojislav Seselj, quien logró un 20% de votos y quedó tercero, habiendo recibido el apoyo de Milosevic desde su celda en La Haya. (...) Se espera que muchos de sus votantes se decanten por Kostunica, (...) cuya elección podría activar un conflicto muy dañino con el primer ministro de Serbia, el prooccidental Zoran Djindjic, quien ha respaldado a Labus, circunstancia ésta que sólo puede exacerbar el conflicto. La advertencia es que la pelea por lograr reformas orientadas hacia la economía de mercado en Serbia se va a hacer más áspera y, además, que el sentimiento nacionalista (...) tiene muchas adhesiones todavía. A Milosevic se le ha encarcelado, pero Serbia no ha derrotado a las fuerzas de las que derivaba su poder.

Londres, 1 de octubre

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 01 de octubre de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50