Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cuaderno azul electrónico y otro de Camps

El cuaderno azul en el que se supone que José María Aznar esboza sus cambios de gobierno planeó ayer como el Espíritu Santo en la jornada inaugural del congreso del PP. Francisco Camps eligió este producto de papelería para seguir el discurso que se había preparado. Un cuaderno azul que sobre el estrado muchos interpretaron como un guiño a José María Aznar. Sin embargo, la ocurrencia, que no pasó desapercibida, no contó con la virtud de la originalidad, ya que el mismo recurso fue utilizado para presentar la página web del congreso popular.

En este mundo virtual, las expectativas sobre la retransmisión del congreso del PP de la Comunidad Valenciana a través de Internet no cubrieron los objetivos publicitados con antelación por algunos de los principales dirigentes populares. La sesión inaugural no se pudo seguir en tiempo real, ya que no había ninguna webcam en la que refugiarse. Para los internautas, el cuaderno electrónico estructuró de manera clara, jerárquica y sintética los principales lemas utilizados por los oradores a medida que concluían sus intervenciones. De tal modo que, una vez terminados los discursos de la primera jornada del cónclave popular, los navegantes de la red tenían ya en su poder la esencia de lo dicho en el Palacio de Congresos de Valencia: La Comunidad Valenciana está de moda. Camps ganará las elecciones y hará la mejor Comunidad posible.

Las fotos digitales colocadas en el frontispicio de los resúmenes de los discursos se utilizaron para dejar clara la posición jerárquica de los oradores. Abriendo la página del cuaderno azul electrónico, en un plano medio, la imagen de Aznar en mangas de camisa. A la izquierda, un plano general del ministro y presidente regional del partido, Eduardo Zaplana, con traje y corbata. Bajo el texto de Zaplana una imagen tomada desde el mismo punto del flamante secretario regional del PP y candidato Francisco Camps. Imágenes tan idénticas que si los focos no hubiesen iluminado más la cabeza de Camps y éste no hubiese renunciado a la corbata habría sido muy difícil distinguirlos a través de Internet.

Los personajes principales de la jornada inaugural fueron superponiéndose en la página web a otros de segunda línea pero con derecho a foto electrónica. [El vicepresidente del Consell, José Joaquín] 'Ripoll, presidente de la mesa del congreso'. Los 'Senadores valencianos' Diego Castell, Carlos Murria, Miguel Barceló -suegro de Zaplana- y Gabriel Elorriaga, acreditándose para el congreso y posando para la foto con un aire parecido al de Los Intocables de Eliot Ness y más abajo Rita Barberá dando la bienvenida.

A partir de este punto, la página del cuaderno electrónico dejó para el pie de página la representación de las bases y la organización. Como exponente de las bases, el 'Tío Paco de Foyos, así popularmente conocido este hombre insignia del partido. Su carisma y dedicación le han granjeado una gran popularidad a nivel nacional'.

En resumen un cuaderno correcto, pero sin chispa, más lento en su versión en valenciano que en castellano y concebido como una narración cronológica y lineal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de septiembre de 2002