Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente en funciones del Superior justifica no concentrarse por los atentados

El presidente en funciones del Tribunal Superior de Justicia, Manuel Díaz de Rábago, justificó ayer su negativa a convocar al personal judicial a la concentración que se realizó el miércoles frente a la Audiencia de Vizcaya como protesta por el atentado mortal de Leitza para 'preservar la imparcialidad de la Justicia'. Un grupo de magistrados vizcaínos llevará el próximo miércoles a la reunión de la Sala de Gobierno del alto tribunal una censura de la actitud del presidente en funciones por no convocar por megafonía a la concentración.

En conversación con EL PAÍS, Díaz de Rábago indicó: 'Aunque reconozco que la práctica habitual en esta Audiencia cada vez que hay un atentado es que se convoque por megafonía a todo el mundo, he hecho prevalecer mi criterio personal contrario a este tipo de llamamientos'. El presidente en funciones, quien participó en la concentración de protesta ante la Diputación, defendió que 'el Poder Judicial no debe convocar actos de repulsa de actuaciones que luego tiene que juzgar'. Adelantó que llevará a la reunión del miércoles una propuesta en ese sentido para que se vote y la Sala de Gobierno defina 'un criterio, algo que ahora no existe'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de septiembre de 2002