Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Endesa pone a la venta sus edificios, incluida la nueva sede de Madrid

Iberdrola vende su negocio de aguas a RWE

Endesa e Iberdrola aceleran sus planes para hacer frente a la época de vacas flacas. Ayer, Endesa anunció la puesta en venta de inmuebles en diez ciudades de toda España, incluida su nueva sede en Madrid. La superficie en venta es de 160.000 metros cuadrados. Por su parte, Iberdrola cerró ayer la venta del 75% de su negocio de aguas, concentrado en las filiales Pridesa y Ondagua, a la alemana RWE por 94,5 millones de euros.

Endesa explicó en un comunicado que ha puesto a la venta una cartera de inmuebles no vinculados de forma directa a sus actividades operativas, esencialmente edificios de oficinas, que incluye el edificio de nueva construcción (más de 30.000 metros cuadrados) situado en el parque empresarial de Campo de las Naciones de Madrid, al que la compañía trasladará su sede social.

Según la empresa, que en lo que va de año ha perdido un 47,4% de su valor en Bolsa, la operación se enmarca en su programa de desinversión de activos de carácter no estratégico.

La compañía que preside Manuel Pizarro precisó que la operación sólo se completará si el mercado responde en condiciones que garanticen la creación de valor. El proyecto, denominado sale & lease, que ya aplicó la eléctrica al vender a Prima Inmobiliaria la sede que ahora ocupa en alquiler en la calle Príncipe de Vergara de Madrid se inserta en la política de gestión de patrimonio inmobiliario desarrollada por la empresa desde 1997. En el período transcurrido entre 1997 y agosto de 2002, Endesa ha realizado ya desinversiones de activos inmobiliarios por un importe de 193 millones de euros, con una plusvalía del 70%.

Por su parte, Iberdrola cerró ayer con la elemana RWE, a través de la filial de ésta, Thames Water, la compra de los negocios de agua de la compañía en España, consistentes en el 75% de Proyectos e Instalaciones de Desalación (Pridesa) y de Ondagua, por un importe de 94,5 millones de euros. El consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, señaló que el acuerdo constituye 'un importante paso' en el cumplimiento de las desinversiones previstas en su plan estratégico 2002-2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de septiembre de 2002