Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beltrán ignora las cifras de delicuencia y no envía a Cardenal las de Castellón y Alicante

La Fiscalía General se ratifica en los datos que arrojan un aumento de delitos del 65%

Enrique Beltrán, fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia, no envió a la Fiscalía General del Estado los datos de delincuencia en Castellón y Alicante. Así lo confirmó ayer el portavoz de la institución, quien emplazó a la recepción del escrito anunciado por Beltrán la corrección, si fuese el caso, de un posible error informático en el cómputo global, que cifra en 755.339 las causas abiertas, lo que implica un incremento del 65,28%, el mayor de España. Sin embargo, la oficina de Jesús Cardenal se ratificó en los datos publicados, cuya fuente no es Beltrán porque éste sólo se ocupó de Valencia.

Enrique Beltrán respondió ayer a los datos publicados en la memoria anual de la Fiscalía General del Estado que cifran en un 65% el incremento de la delincuencia en 2001 en la Comunidad Valenciana y del 105'55% en la provincia de Valencia. Tres fueron sus argumentos esenciales: 'Yo no hago las estadísticas de Castellón y Alicante, por tanto no me responsabilizo de ellas', 'ha habido un error informático en Madrid' y 'los datos que yo envié a la Fiscalía General del Estado son los que constan en la memoria que presenté aquí y que cifran el aumento de la delincuencia en un 20% como máximo'. Beltrán, que afirmó no haber leido la memoria de la Fiscalía General del Estado (desde la oficina de Jesús Cardenal se confirmó que efectivamente aún no se le había enviado y por tanto se sorprendieron de que quisiera corregir algo que no ha visto), reiteró explicaciones que constan en su cómputo de 2001 sobre la dificultad de ofrecer datos pero negó que cualquiera de las fuentes de los mismos superara un índice de crecimiento delictivo del 20%.

La memoria de Jesús Cardenal indica que en 2000 se abrieron 44.307 causas en Castellón, 177.725 en Alicante (dato que coincide con el que hizo público el fiscal jefe de la Audiencia de Alicante pero que no está en la memoria de Beltrán y por tanto no fue remitido a Cardenal) y 234.977 en Valencia. En 2001, las cifras son de 49.626 en Castellón (lo que supone un incremento del 12%), 222.716 en Alicante (dato que también aportó hace algunos días el fiscal de Alicante y que supone un aumento del 25'32%) y de 482.997 en Valencia (lo que se traduce en un aumento del 105'55%). Sin embargo, Enrique Beltrán envió una memoria de 2001 que sólo re refería a la provincia de Valencia y que daba como cifra de 2000 un total de delitos y faltas conocidos de 85.469 y en 2001 de 108.085, en los que se amparó Beltrán para explicar una subida de la delincuencia del 20%.

Beltrán, que es miembro del Consejo del Fiscal General, insistió ayer en que los 482.997 delitos computados en la Memoria de la Fiscalía General de 2001 respecto de Valencia son erróneos. 'No son ni la mitad', afirmó. Según Beltrán, en toda la Comunidad Valenciana hubo unos 240.000 delitos, cifra que sólo es ligeramente superior a la correspondiente a la provincia de Alicante y que hizo pública el fiscal de allí en su día. El fiscal jefe del TSJ, que afirmó que 'los valencianos pueden estar tranquilos' y que 'Valencia no es Chicago años 30', fue contestado por el portavoz de la Fiscalía General en clave de pregunta: '¿Cómo puede corregir algo que no conoce porque aún no han llegado a los fiscales jefes las copias de la memoria?'. A pesar de que el mismo portavoz admitió que en dicha memoria se ha detectado un error en un cómputo de la Audiencia Nacional, y pese a que apunta lo 'disparatado' de los datos de la Comunidad Valenciana, dudó de que la explicación de Beltrán sea suficiente para modificarlos ya que ni siquiera aportó los balances de Castellón y Alicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 2002