Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ciudades de la segunda corona exigen participar en el plan territorial

Los alcaldes de siete capitales firman un manifiesto conjunto

El futuro es cosa de todos. Los alcaldes de las siete ciudades situadas en la segunda corona metropolitana (Martorell, Mataró, Sabadell, Terrassa, Vilanova, Granollers y Vilafranca) se reunieron ayer en la capital del Alt Penedès para firmar un manifiesto en el que reclaman participar en la discusión y elaboración del plan general metropolitano, en especial en lo que se refiere a planificación e infraestructuras.

La reunión de ayer no era la primera que mantenían los alcaldes, ni será la última, explicó el anfitrión, Joan Aguado, alcalde de Vilafranca, quien resaltó la voluntad de diálogo y de participación. 'El área metropolitana de Barcelona es un sistema especial en el que las ciudades de la segunda corona formamos una red que da vida a un sistema policéntrico y que hay que preservar y potenciar porque genera no pocas energías', explicó Aguado.

El grupo de alcaldes mantiene un diálogo fluido con el Ayuntamiento de Barcelona, a través del teniente de alcalde Josep Ignasi Cuervo, por encargo expreso de Clos.

La idea es articular el territorio teniendo en cuenta que el continuo urbano no afecta por igual a Badalona o a L'Hospitalet que a Vilafranca o Granollers. Por consiguiente, la política de reserva de suelo para viviendas o para transporte no puede hacerse del mismo modo.

El manifiesto firmado ayer se resume en seis puntos que proponen: '1. Apostar por una política de movilidad equilibrada y basada en la intermodalidad. 2. Reconocer el papel de las ciudades dinamizadoras del sistema metropolitano y fortalecer los subsistemas urbanos articulados con cada ciudad. 3. Potenciar la rehabilitación de los tejidos urbanos existentes frente a los crecimientos en extensión. 4. Descentralizar los equipamientos, las dotaciones y las funciones de capitalidad, y desarrollar un modelo en red para la distribución de funciones. 5. Proteger de forma efectiva los espacios abiertos y preservar la identidad del territorio. 6. Definir de modo claro y transparente las reservas para las infraestructuras y dotaciones medioambientales de ámbito supralocal'.

Los alcaldes reafirman su voluntad de participar activamente en los procesos de debate de alcance territorial con 'voluntad integradora en el proyecto global metropolitano'.

Uno de los principales elementos de articulación del territorio, explican los alcaldes, es la red de comunicaciones. En este sentido, defienden la necesidad de 'dar prioridad a las vías de comunicación que unen las ciudades de la segunda corona metropolitana y a éstas con el resto del territorio'.

Trenes

Mención especial merece la red ferroviaria, tanto la de alta velocidad, que supondrá también un cambio en los servicios regionales, como la de Cercanías. Los alcaldes proponen 'extender el metro regional y los trenes de Cercanías' y 'completar la red ferroviaria de modo que en un futuro sea posible la relación entre ciudades con el ferrocarril'. Y citan una serie de ejes que deberían estar unidos por el tren: los de Vilanova-Vilafranca, Papiol-Mollet, Granollers-Mataró y Terrassa-Martorell.

Estos trazados tienen que ser completados por centros de intercambio independientes de los que deba haber en la ciudad de Barcelona.

Los alcaldes han remitido copia del documento al presidente del Gobierno catalán, Jordi Pujol; el presidente de la Diputación de Barcelona, Albert Royes, y el alcalde de Barcelona, Joan Clos. Al mismo tiempo, han solicitado entrevistas con todos ellos para comentar el texto y las propuestas que contiene, así como la presencia activa del grupo en los debates y decisiones.

En este sentido, explicó Aguado, el grupo piensa seguir siendo operativo a medio plazo, de modo que sean consideradas de forma global sus necesidades comunes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de septiembre de 2002