Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sindicatos y oposición creen que el 'numero dos' de Sanidad debe dimitir para presentarse a oposiciones

Los grupos de la oposición y los sindicatos CC OO y UGT consideran que no es moralmente aceptable que el subsecretario de la Agencia Valenciana de la Salud y número dos de la Consejería de Sanidad se presente a las oposiciones convocadas por su propio departamento para cubrir las plazas de 2.195 médicos y reducir la temporalidad en el sector. Tanto el PSPV y EU como las organizaciones sindicales han solicitado al subsecretario que opte entre la dimisión de su cargo en la Administración o no presentarse para garantizar la igualdad de condiciones de todos los médicos que se presenten a la oferta de empleo público.

El diputado socialista José Camarasa recordó que 'la mujer del César no ha de ser honesta sino parecerlo' así como la costumbre 'no escrita' según la cual los altos cargos de la Administración han de dimitir si desean participar en unas oposiciones en el ámbito de la propia función pública. 'No es suficiente que sea legal', apuntó.

Por parte de Esquerra Unida, Alfred Botella, detacó la idea de que 'todo apunta a que la oposición está diseñada para dar la plaza' a los miembros de la Administración que se presentan. Botella recordó que al margen de Gómez, también aspiran a una plaza la directora general de Prestación Asistencial, Rosa Roca, y directores de área 'Es una desfachatez de los propios altos cargos y del PP que se autoricen estos comportamientos', señaló,

Los principales sindicatos de la Comunidad coincidieron en la idea de que los directivos deberían abandonar sus cargos si quieren optar a las plazas. Miguel Usó, responsable de Sanidad de UGT, apuntó que el hecho de que Gómez se presente a una plaza de médico siendo subsecretario de Sanidad 'clama al cielo'. De igual forma se manifestó Jesús Romero, responsable de acción sindical de la federación de Sanidad de CC OO. Gómez 'no debería presentarse', señaló. Romero recordó que el secretario de la Consejería, Roberto Roig, ya se presentó a un concurso de traslado y no abandonó su cargo en la consejería y destacó que durante el gobierno socialista, los altos cargos que se presentaron a concursos u oposiciones abandonaron su cargo, como Antonio Hernández Royo, que también ocupo una secretaría general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de septiembre de 2002