Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El congreso de Baeza constata que el flamenco deja de ser 'aldeano'

Las conclusiones del 30º Congreso de Arte Flamenco ponen de manifiesto que el éste es un arte 'vivo' y que está pasando de ser 'una manifestación aldeana a expandirse por todo el mundo', según explicó ayer el director del congreso, Francisco Viedma.

El 30º Congreso de Arte Flamenco, que se clausuró ayer en Baeza (Jaén), ha contado con la participación de más de 300 personas procedentes de España y de otros países como Francia y ha acordado que en 2003 se celebre en Badalona y en 2004 en Mairena del Alcor (Sevilla).

El debate de las conferencias del 30º Congreso se ha centrado en la ortodoxia y la heterodoxia. El director del congreso señaló que, 'aunque es difícil resumir todas las ponencias y opiniones, podríamos decir que el sentir general pasa por que el futuro del flamenco se desarrolle dentro de los cánones de este arte y sin perder los referentes, si bien de todos es sabido que como todo lo que está en la sociedad debe evolucionar'.

El director del curso se refirió a la calidad de los espectáculos que se han podido ver en el congreso y, en especial, a la actuación de Carmen Linares y a la presentación de su trabajo Un ramito de locura. En el congreso se ha planteado que el flamenco sea declarado Patrimonio Oral de la Humanidad. Por otra parte, las peñas flamencas denunciaron que no reciben bastantes subvenciones de la Junta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de septiembre de 2002