Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia Serratosa lanza una OPA sobre el 35% de Uralita

Nefinsa ofrece siete euros por acción con una prima del 24,8%

Nefinsa, grupo empresarial de la familia valenciana Serratosa, lanzó ayer una oferta pública de adquisición (OPA) por el 35% de las acciones de Uralita, el primer grupo español de materiales de la construcción. La oferta contempla siete euros por acción, con una inversión total de 153 millones de euros y una prima del 24,8% sobre la última cotización. La oferta pilló por sorpresa a la cúpula directiva de Uralita fuera de España.

A pesar de la sorpresa, el presidente de Uralita, Juan Miguel Antoñanzas, calificó la propuesta de 'amistosa'. 'Los que tienen que opinar son los accionistas', indicó Antoñanzas, que recibió una llamada del propio Javier Serratosa, consejero delegado de Nefinsa, pasadas las siete de la tarde en la que le informaba de la oferta. 'Pienso que Uralita vale más, pero hay que tener en cuenta que todavía puede haber contraofertas', puntualizó. El consejero delegado, Manuel Masnou, comentó que ni el consejo de administración de Uralita ni él mismo habían sido informados sobre la OPA. Tanto Antoñanzas como Masnou se encontraban en la localidad alemana de Heidelberg, de camino con un grupo de periodistas a una fábrica de la compañía en la localidad francesa de Saint Avold.

Una vez formalizada la OPA, el consejo de administración deberá recomendar a los accionistas si deben o no acudir a la oferta, condicionada a que al menos el 25% del capital la acepte. El núcleo estable de accionistas de Uralita está formado por varias cajas de ahorros, entre ellas Caja Duero, que en conjunto ronda el 35%. Nefinsa, en realidad, posee actualmente un 4,7% de esta sociedad y su intención con el paso dado ayer es convertirse en socio de referencia con una participación total próxima al 40%.

'Dentro de la sorpresa hay una cosa buena, y es que entran con siete euros', dijo Masnou. La OPA de Nefinsa -propietaria de Air Nostrum y que cuenta con un participación del 21,3% en Gamesa, entre otros - supone la vuelta de la familia Serratosa al sector de la construcción. Un sector que abandonó en 1992 con la venta de su participación en Valenciana de Cementos, empresa que dirigía y en la que las distintas ramas de esta familia controlaban un 25% aproximadamente, por 125.000 millones de pesetas (751 millones de euros).

Nefinsa subrayó ayer que la oferta es 'atractiva para los socios de Uralita', que en los últimos años 'no han visto mejorar la rentabilidad de la inversión'. La cotización media de las acciones de la empresa, de hecho, cayó un 20,5% en 1999, un 18,2% en 2000 y un 13% el año pasado. En el comunicado realizado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Nefinsa también recordaba que 'la desacelaración de los sectores de la construcción e imobiliario, la desfavorable coyuntura del sector químico' y el reciente aumento en el endeudamiento de Uralita, 'dificultan las perspectivas de mejora de la rentabilidad a corto plazo'. La OPA se hizo pública tras el cierre de las bolsas ayer y las acciones de Uralita comenzarán hoy la sesión suspendidas a instancias de la CNMV.

La ofensiva de Nefinsa irrumpe en la trayectoria de Uralita, justo cuando la compañía acaba de anunciar, la semana pasada, la compra por 203 millones de euros de la división de aislantes de la empresa alemana Pfeiderer, que se hará efectiva en noviembre. Esta operación, que convierte a la compañía en el tercer fabricante de aislantes de Europa, supone para Uralita aumentar su deuda de 300 a 500 millones de euros. Esta empresa es una de las que está notando los efectos de la desaceleración económica y, de hecho, en el primer semestre de este año, ha reducido sus beneficios un 24%. Pese a ello, mantiene su previsión de incrementar sus resultados un 40% en 2002.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de septiembre de 2002