Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón rechaza las pruebas que pide Abu Dahdah, vinculado al 11-S

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón rechazó ayer la práctica de una serie de pruebas que le había solicitado la defensa de Imad Eddim Barakat Yarkas, Abu Dahdah, el principal implicado en la red de Al Qaeda en España y al que el juez relaciona con los atentados del 11-S en Nueva York, Washington y Pensilvania.

La defensa de Abu Dahdah pedía al magistrado varias diligencias de imposible cumplimiento, entre las que figuran: que se aportara a la causa las autopsias de los fallecidos en las Torres Gemelas y el Pentágono, una prueba pericial para 'determinar las causas del hundimiento de las Torres Gemelas', otra prueba que acredite que los aviones que causaron el derrumbamiento de los edificios 'se dirigieron a esos objetivos y no concurrió avería o error', prueba de que se trató de un acto de fuerza con apoderamiento de los aviones y autopsias de los presuntos terroristas y presencia de sus restos entre los de los aviones.

El juez le replica que 'los hechos notorios no necesitan de una prueba específica, y, parece obvio, que las Torres Gemelas de Nueva York fueron derrumbadas por el impacto de sendos aviones, conducidos por terroristas suicidas que tenían intención de producir el resultado que consiguieron, al igual que en Washington y Pensilvania'.

'En un proceso penal deben solicitarse aquellas diligencias que no sean inútiles al objeto que se persigue o que no sean inocuas', dice el juez, que agrega: 'Aquí parece que, tanto por la razón expuesta como por el contenido de algunas de ellas y comentarios que las acompañan, las solicitadas entrarían en esas dos categorías, cuando no en una clara falta de respeto a la hermenéutica procesal y a las víctimas'.

El juez precisa que Abu Dahdah es responsable de la célula de Al Qaeda en España, que está estrechamente vinculado a los dirigentes de la organización y que estaba 'en relación con algunos de los perpetradores de la masacre'. El juez recuerda que sólo así puede entenderse la conversación que mantuvo con Sakur en la que claramente aludía a los acontecimientos que iban a tener lugar el 11-S.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de septiembre de 2002