CARTAS AL DIRECTOR
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

La gangrena sociolaboral

En los primeros seis meses del año en curso se han producido, en este soleado país de Sagitario, 574 muertes por accidentes laborales, una cifra muy inmoral y/o escandalosa que nos obliga a reflexionar. Ante este letal virus tan antisocial, este auténtico azote contra los derechos humanos, es necesario tomar medidas drásticas, lo cual implica que hay que iniciar, sin dilaciones, la ejecución de una batería de medidas prácticas que hagan efectivo el cumplimiento del principio de prevención. Esto se tendría que traducir en los cinco puntos siguientes:

1. El aumento sustancial por parte de los poderes públicos de la plantilla de inspectores laborales.

2. Un incremento generalizado de los cursos de formación continua relacionados con esta materia.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

3. Limitar y/o controlar la subcontratación.

4. La creación de una fiscalía especializada en delitos que vulneren la legislación de riesgos laborales.

5. Que los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado se incorporen a las tareas de control de la seguridad laboral.

Independientemente de estas medidas, es preciso que los ciudadanos de a pie, la gente de buena voluntad, se dé cuenta de que la institucionalización de la precariedad abusiva, de la temporalidad extrema y, en general -como consecuencia de las últimas reformas laborales-, de la tercermundización de nuestro mercado laboral, son los auténticos culpables de este drama en mayúsculas; de esta gangrena sociolaboral que, además de ser profundamente clasista y antihumanitaria, es incompatible con cualquier país que pretenda definirse como democrático y civilizado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS