Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:SMART ROADSTER

Deportivo de bolsillo

Smart quiere consolidarse como marca ampliando su gama de modelos. La primera entrega es el Roadster, un pequeño deportivo biplaza de imagen agresiva y futurista. Tiene un motor tres cilindros turbo de sólo 698cc con 82 CV. Y saldrá a la venta el próximo abril, con unos precios a partir de 16.000 euros.

Diferente, divertido y seguro. El Smart, pionero y líder entre los microcoches urbanos, amplía su gama con un segundo modelo. Se llama Smart Roadster y es un deportivo descapotable que mantiene el concepto de la marca: dos plazas en una longitud mínima y con un peso muy liviano. Sin embargo, ha crecido en tamaño y monta un motor de gasolina más potente, con 82 CV. Saldrá a la venta en España el próximo abril con un precio de 16.000 euros y más adelante se ofrecerá una variante menos potente por 13.000 euros.

El nuevo Smart será la nueva alternativa a los utilitarios más originales y elitistas: Mini, Audi A2, Peugeot 206 Coupé-Cabrio, Honda Jazz... Está pensado para jóvenes solteros y parejas sin hijos porque al contar sólo con dos plazas no es práctico como segundo coche familiar. Pero mantiene unas medidas muy compactas para la ciudad y además añade unas prestaciones que amplían su radio de acción y permiten afrontar los viajes por carretera con desahogo.

Deportivo y provocador

El primer prototipo del Smart Roadster se presentó en el Salón de Francfort de 1999 y el modelo que llega ahora se completará más adelante con una versión cuatro puertas que se está desarrollando con Mitsubishi y que podría llegar en 2004.

El nuevo Smart es la interpretación deportiva de sus hermanos pequeños. Mantiene su estilo original y vanguardista, pero con una carrocería descapotable de línea agresiva y rompedora que destaca por su aspecto futurista. Y representa también una evolución de los pequeños roadsters (descapotables biplazas) que triunfaron en los años cincuenta y sesenta, y que se habían dejado de fabricar.

Con una longitud de sólo 3,43 metros (como un Twingo), el Roadster ofrece las aptitudes urbanas de los utilitarios más pequeños, pero aporta una imagen más deportiva, aunque a costa de sacrificar las plazas traseras. Destaca su frontal pronunciado, las aletas muy musculosas y el fuerte carácter del conjunto. Y conserva el chasis de acero especial y la estructura monocasco del modelo actual, con el pilar central de la célula de seguridad (Tridium) a la vista y los elementos de plástico de la carrocería en diferente color, dos señas de identidad de la marca. Además se pueden desmontar para cambiar los colores. Con una altura de sólo 1,2 metros, el centro de gravedad es muy bajo, como en los roadsters tradicionales. Pero a pesar de sus medidas tiene dos plazas amplias que permiten estirar las piernas. Y aunque el volante no se puede regular, los asientos son grandes y cómodos.

Motor más potente y dos versiones

Entre las novedades del Roadster destaca el nuevo motor tres cilindros turbo de 698cc y 82 CV. Es una evolución del que montan los otros Smart y va unido a un cambio automático secuencial de seis marchas. Pero a pesar de su baja cilindrada ofrece unas prestaciones sugerentes porque pesa muy poco (790 kilos): 175 km/h., tarda 11 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h. Y gasta 5,5 litros de media.

El nuevo Smart se ofrece en dos carrocerías, Roadster y Roadster-Coupé. La primera lleva un techo de lona que se puede abrir o cerrar en marcha a cualquier velocidad pulsando un botón. La otra, en cambio, tiene un techo rígido fijo y una cúpula trasera que amplía el espacio de carga. Las dos pueden montar ambos techos (duro o blando) y disponen de dos maleteros, uno delante y otro atrás.

El equipo de serie es bastante completo: doble airbag, ABS, control de estabilidad ESP, elevalunas, cierre con mando y detalles como volante y pomo del cambio en cuero. Y se podrán completar con tres paquetes (seguridad, confort y deportivo), que incluyen airbags laterales, dirección asistida, cambio en el volante, ordenador...

AL DETALLE

- INTERIOR ALEGRE Y MODULABLE La imagen exterior, deportiva y vanguardista, se mantiene también en el habitáculo, que, a pesar de lo que parece, es espacioso y cuenta con huecos para guardar objetos y una pequeña guantera. Destacan las combinaciones de colores de los plásticos y tejidos, que siguen el estilo alegre y desenfadado de Smart y marcan la diferencia con otros modelos. Además, la llave de contacto va situada al lado del cambio secuencial de seis marchas, muy práctico en ciudad. Para cambiar basta con dar un toque a la palanca: hacia delante para subir de marcha y hacia atrás para reducir. El nuevo Smart cuenta con dos maleteros, uno delante (59 litros) y otro atrás (89 litros en el Roadster y 189 en el Coupé). Además, el trasero se puede ampliar para poder cargar bultos más grandes plegando hacia delante el respaldo del pasajero. - MECÁNICA Y SEGURIDAD El motor tres cilindros turbo de 698 cc. (82 CV) combina buenas prestaciones (175 km/h) y consumos comedidos (5,5 litros de media). Va situado en posición central e incluye tracción trasera, lo que permite disfrutar las sensaciones de los roadsters clásicos. Pero este pequeño deportivo destaca también por su seguridad. La carrocería mantiene la célula de seguridad Tridion, con acero de alta resistencia, que protege en impactos y vuelcos. Y el equipo de serie incluirá dos airbags delanteros de gran volumen, control de tracción Trust Plus (el mismo de los otros Smart), ABS y control de estabilidad ESP. Y podrá añadir como opción los airbags laterales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de septiembre de 2002

Más información