Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montjuïc estrena una zona de 'pic-nic' y de alquiler de bicicletas

Gran parte de la montaña está en proceso de obras y reformas de espacios

Lo que hasta hace poco era un paraje solitario de Montjuïc -una explanada en la que no había pocas jeringuillas- que acababa en un barranco sobre el puerto de Barcelona se ha transformado en una zona de pic-nic en la que se pondrá en marcha un servicio de alquiler de bicicletas a partir del fin de semana próximo. Es una pequeña pieza del gran puzzle de Montjuïc, la montaña que aspira a convertirse en un foco de atracción ciudadana.

El sitio elegido no es de los más frecuentados. Más bien todo lo contrario: en la cota alta de la montaña, por detrás del castillo de Montjuïc y cerca del Jardín Botánico. Se trata de un paraje conocido por los corredores que se quiere transformar en una zona de paseo con sendas aptas para caminar y pasear en bicicleta.

Aunque no forma parte del proyecto general de recuperación de las cotas altas de la montaña, persigue el mismo objetivo: crear espacios de paseo en un pulmón verde que ha vivido de espaldas a la ciudad pese a estar en ella. Llegar a ese punto, sin embargo, no es fácil. O se camina bastante o se accede con vehículo privado. Sólo en los fines de semana y los festivos circula un autobús -una línea de circunvalación- que tiene parada junto a la nueva área.

Cerca de esa área, las máquinas trabajan en la limpieza de una senda que ya existía, pero que estaba tapada por la maleza y por todo tipo de residuos. Está justo debajo del castillo de Montjuïc con frente al puerto. Esa senda quiere integrarse, una vez esté vallada en su totalidad, en uno de los itinerarios para pasear en bicicleta que se están programando en la montaña.

Otro punto de Montjuïc que estará próximamente en obras es el acceso de la carretera de Miramar, concretamente para la apertura del nuevo vial que pasará por detrás del futuro hotel.

La montaña reabrirá en los próximos meses la Font del Gat -que está siendo recuperada-, donde tiene las oficinas el centro gestor del Parque de Montjuïc, que se convertirá en un punto de información. La Font del Gat también tendrá un bar restaurante con terraza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de septiembre de 2002