Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buen dimite como alcalde de Irún para facilitar las opciones electorales de su sucesor

El alcalde de Irún, el socialista Alberto Buen Lacambra, dejará en septiembre su cargo tras permanecer en él durante los últimos 19 años. Abandona a menos de un año vista de las elecciones municipales para favorecer las opciones electorales de quien tomará su relevo en la candidatura del PSE-EE, José Antonio Santano, el actual teniente de alcalde en la ciudad fronteriza. Buen presentó ayer por escrito la renuncia, que será ratificada en el próximo pleno municipal, previsto para el 4 o 5 de septiembre.

La dimisión de Buen significa la despedida de uno de los más sólidos baluartes del socialismo guipuzcoano. En 1979 se inició en la política como concejal independiente del PSOE en el Ayuntamiento de Irún durante la primera legislatura democrática, y desde julio de 1983 ha ocupado ininterrumpidamente el cargo de alcalde.

El 'cambio tranquilo' abierto dentro del PSE-EE de Irún contemplaba la renuncia de Alberto Buen una vez hecha oficial la decisión de depositar en José Antonio Santano la responsabilidad de revalidar la alcaldía de la segunda localidad más importante de Guipúzcoa. Buen, de 62 años, explicó ayer que su dimisión es 'lógica y razonable' en el momento en que su partido 'ha tomado la decisión de que sea otra persona quien lidere el proyecto del partido socialista'. A su juicio, ahora corresponde a Santano asumir 'los proyectos que están en marcha en Irún y los que están en cartera'.

Santano, de 37 años y presidente de la agrupación socialista local, será nombrado alcalde de Irún por lo que resta de legislatura a mediados de septiembre. De esta forma, el hasta ahora brazo derecho de Buen llegará a la próxima cita electoral con tiempo suficiente para ganar popularidad entre los ciudadanos iruneses. Santano fue respaldado por el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, y otros dirigentes del PSE para encabezar la lista de este partido en los comicios municipales del próximo año con el objetivo de retener la alcaldía de un consistorio donde las fuerzas políticas están muy igualadas. Los socialistas cuentan con ocho ediles, la coalición PNV-EA tiene siete, el PP seis, Batasuna tres e IU uno. El traspaso de poder a Santano fue descrito a comienzos de julio por López como 'un ejemplo de cómo se tienen que hacer las cosas.

Decisión 'consensuada'

Buen explicó ayer que su retirada es una decisión 'consensuada' con la dirección de su partido y con el teniente de alcalde. Dijo haber reflexionado durante las vacaciones esta medida que 'estaba prácticamente tomada con anterioridad'. A primera hora de ayer comunicó la noticia al resto de los ediles socialistas y al PP, partido que comparte tareas de gobierno con el PSE en Irún, y a los portavoces municipales de PNV-EA e IU.

Buen no descartó que en el futuro encuentre 'algún puesto' en la política guipuzcoana, vasca o española, aunque adelantó que esta circunstancia no se producirá antes de un año. Durante su etapa como regidor, estuvo a punto de dejar el cargo en dos ocasiones cuando su partido le presentó para el Senado y le propuso como adjunto del Ararteko. La vacante que deja en la corporación será cubierta por el siguiente nombre de la lista socialista, Javier Pascua, siempre que su cargo en la UGT le permita asumir esta obligación. En caso contrario, su puesto lo ocupará Javier Cía.

El adiós de Buen lleva aparejada la renuncia a su cargo como vicepresidente primero de la comisión ejecutiva de Eudel (Asociación de Municipios Vascos), así como del industrialdea Zaisa, el Recinto Ferial de Irún, la Mancomunidad de Servicios del Txingudi, el Parque Comercial Mendibil, entre otros organismos públicos dependientes del Ayuntamiento irunés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de agosto de 2002