Reportaje:CULTURA Y ESPECTÁCULOS

NEIL JORDAN Y NICK NOLTE ABRIRÁN EL 50º FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

'Auto focus', del estadounidense Paul Schrader; 'Han ni zai yiki', del chino Chen Kaige, y las últimas producciones de los españoles Fernando León de Aranoa, Agustí Villaronga y Basilio Martín Patino competirán por la Concha de Oro.

Neil Jordan y Nick Nolte son valores seguros para llenar las salas de cine por separado. Más aún si figuran en la lista de créditos de una misma película. Ahora coinciden en The good thief un thriller dirigido por el realizador irlandés que abrirá la Sección Oficial del 50º Festival Internacional de Cine de San Sebastián el 19 de septiembre. El filme competirá por la Concha de Oro, máximo galardón del certamen, con otras 17 películas; entre ellas, Auto focus, de Paul Schrader; El crimen del padre Amaro, de Carlos Carrera; Han ni zai yiki, del realizador chino Chen Kaige; La vie promise, dirigida por Olivier Dahan y protagonizada por Isabelle Huppert, y cuatro películas españolas.

El festival donostiarra anunció ayer el cartel de su sección competitiva, que brinda argumentos cinematográficos de peso desde los primeros compases de su cincuentenario. El primero, The good thief, trabajo en el que Neil Jordan plantea una revisión del clásico de Jean-Pierre Melville Bob le flambeur (1955). El realizador, autor de películas como In dreams, Michael Collins o En compañía de lobos -un clásico del cine de terror-, ha recurrido a Nick Nolte para soportar el peso de la historia de Bob, un hombre que planea robar un casino en el sur de Francia para cambiar su suerte.

Precisamente, Nolte trabajó para Paul Schrader, otro de los directores que batallarán por la Concha de Oro, en Aflicción, uno de sus trabajos más reconocidos de los últimos años. En esta ocasión, el realizador, que se dio a conocer como guionista de las películas de Martin Scorssese, investiga la misteriosa muerte de Bob Crane, el protagonista de una popular serie de televisión de los años sesenta que apareció asesinado en un motel de Arizona en 1978. Schrader, autor del guión de Taxi Driver, realiza en este filme, protagonizado por Greg Kinnear y Willem Dafoe, una crónica de la identidad sexual masculina en la América de los sesenta y setenta.

La programación de la Sección Oficial del festival donostiarra sintetiza las últimas tendencias del cine mundial, que llegan además firmadas por figuras reconocidas. En la pantalla del auditorio Kursaal se proyectará Han ni zai yiki, de Chen Kaige, película con la que el realizador, compañero de generación de Zan Yimou, regresa a su China natal tras su experiencia norteamericana. El autor de Adiós a mi concubina narra en este filme la historia de Xiaochun, de 13 años, un violinista precoz, que se traslada con su padre a Pekín para desarrollar su carrera.

No será la única muestra de cine oriental. En el cartel de la competición también figura Umi wa miteita, película japonesa en la que trabajaba Akira Kurosawa antes de morir, basada en dos cuentos de Shurogo Yamamote. Ken Kumai heredó el proyecto y ahora presenta una historia de amor ambientada en los primeros años del siglo XIX en un barrio de prostitutas de lujo de Tokio. Esta cinta competirá con La vie promise, filme de Olivier Dahan, protagonizado por Isabelle Huppert, que cuenta la relación entre una madre prostituta y su hija adolescente; Whale rider, película neozelandesa de Nick Caro; la alemana Pigs will fly, de Eoin Moore; El leyton, del realizador Gonzalo Justiniano; Hafid, de Baltasar Kormákur; The winter song, del iraní Farhad Mehranfar; la danesa Elsker dig for evigt, película enmarcada dentro del movimiento Dogma, dirigida por Susanne Bier; Lubovnik, drama ruso de Valeri Todorovsky, y otros títulos que están dando mucho que hablar. De hecho se proyectará dentro de competición El crimen del padre Amaro, filme de Carlos Carrera que ha despertado las iras de las organizaciones más ultraconservadoras de la derecha radical mexicana. La película, crítica con la Iglesia, tiene a Gael García Bernal en el papel protagonista.

La selección de las cintas está marcada por la variedad, pero sí puede encontrarse un nexo de unión en la temática: los problemas del mundo contemporáneo en toda su extensión. Adolfo Aristarain aborda en Lugares comunes -protagonizada por Federico Luppi- una historia de amor que le sirve para hacer un retrato de la situación actual por la que atraviesa Argentina. Y Agustí Villaronga, Lydia Zimmermann e Isaac P. Racine se adentran en el terreno del falso documental con Aro Tolbukhin en la mente del asesino, un relato basado en un personaje real acusado de quemar vivas a siete personas.

Será una de las películas con sello español de la programación, junto con Historias mínimas, de Carlos Sorín; Los lunes al sol, filme sobre el desempleo de Fernando León de Aranoa, y Octavia, de Basilio Martín Patino. Fuera de concurso se proyectará The leyend of Suriyothai, de Chatrichalerm.

Escena de la película <b></b><i>Auto focus</i>, de Paul Schrader.

Imagen de la película <b></b><i>Los lunes al sol</i>, de Fernando León de Aranoa.
Escena de la película <b></b><i>Auto focus</i>, de Paul Schrader. Imagen de la película <b></b><i>Los lunes al sol</i>, de Fernando León de Aranoa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS