Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La contratación laboral cae medio punto durante el primer semestre

El enfriamiento de la economía catalana ha tenido su reflejo durante el primer semestre en la cantidad de contratos realizados, que se han reducido medio punto con relación al mismo periodo del año anterior, según datos del Departamento de Trabajo. Con todo, Cataluña mantiene este año una ventaja de ocho puntos en estabilidad laboral respecto a la media española.

El ritmo de crecimiento negativo afectó tanto a la contratación indefinida como a la temporal, con una reducción del 0,30% y 0,54%, respectivamente. Aunque ligeras, estas caídas muestran el retroceso en la creación de nuevos puestos de trabajo en lo que va de año. Junio ha sido el mes más crítico, en el que la contratación se derrumbó el 20,04%. Por contra, abril tuvo una subida del 21,2%.

En verano suele repuntar la creación de empleo, a raíz del tirón de la hostelería y el turismo. Sin embargo, este año no ha sido así. En junio, el paro creció el 3,5% y los contratos de prácticas cayeron el 20,7%. Los sindicatos catalanes UGT y CC OO aseguran que esta bajada se debió a una decisión de los empresarios de rescindir contratos y evitar nuevas contrataciones.

Sin embargo, Cataluña sigue aventajando al resto de España en cuanto a porcentaje de contratación indefinida, como consecuencia de la transformación de contratos temporales en fijos en un contecto en que los eventuales no crecen.

Estabilidad laboral

En los últimos siete años, la ocupación en Cataluña ha crecido sólo el 20,4% con relación al 37,3% de Madrid y al 25,9% del resto de España. La lentificación en la generación de nuevo empleo es un elemento que contribuye a aumentar proporcionalmente el porcentaje de contratos estables. En este sentido, los contratos indefinidos en Cataluña pasaron del 65% del total en 1995 al 77% en lo que va de 2002, lo que se traduce en una subida de 12 puntos en la estabilidad durante los últimos siete años, según el Departamento de Trabajo. Este incremento triplica el alcanzado en España, que en el mismo periodo ha pasado del 65% de contratos indefinidos al 69%.

El mayor grado de estabilidad laboral en Cataluña corresponde al colectivo masculino, ya que el 80% de los asalariados con contrato fijo son hombres, mientras que en las mujeres, esta cifra se reduce al 72%. En este contexto, el consejero de Trabajo, Lluís Franco, señaló que estos datos 'muestran una mejora sustancial y continuda en la calidad del mercado laboral catalán'.

Del informe del Ejecutivo catalán, se desprende que los jóvenes de entre 16 y 24 años son los que sufren una precaridad laboral más alta. Sólo el 42,5% posee un contrato fijo. Les siguen los empleados de entre 25 y 54 años, con un índice de estabilidad del 81%. La tasa más elevada se registra entre los trabajadores de más de 55 años: el 91% posee contrato laboral indefinido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de agosto de 2002