Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego destruye el matadero de Mercavalencia, pero se mantendrá la distribución de la carne

Las reses será sacrificadas en Burjassot, Picassent, Orihuela e incluso en Murcia

El incendio de la noche del miércoles en el matadero de Mercavalencia ha dejado al centro mayorista de mercancías frescas de Pinedo sin servicio de distribución de carne. El humo y los escombros han obligado a trasladar el ganado a otros mataderos, pero, segun Mercavalencia, no habrá problemas de abastecimiento. El fuego se originó por causas desconocidas y fue sofocado rápidamente por los bomberos sin que hubiera daños personales. Las llamas destruyeron varias cámaras frigoríficas de los mayoristas aunque no alcanzaron la zona de matanza, que ha quedado ennegrecida.

El olor fuerte y repelente, como de plástico quemado, todavía se percibía ayer desde el exterior del matadero. También era visible el contraste entre los escombros y las zonas no afectadas por el fuego que permanecían intactas aunque ensombrecidas por el humo. 'El matadero y la línea de matanza [que no fueron alcanzados por las llamas] están ennegrecidos por el humo', decía un matarife de Mercavalencia que había acudido al complejo al enterarse de la noticia. 'Aunque no haya daños, tal y como está todo no se puede trabajar', apuntaba esta persona. De hecho, ya por la mañana se trasladaron 93 cerdos, llegados la noche anterior, al matadero de Burjassot.

'Estamos trabajando junto a las empresas mayoristas para buscar una alternativa', dijo Víctor Villagrasa, vicepresidente de Mercavalencia. No sólo Burjassot, también los mataderos de Picassent, Orihuela e, incluso, Murcia serán ahora el destino del ganado hasta que se reanude la actividad, que se espera sea 'en breve'. La policía científica se acercó al matadero durante la mañana y hoy volverá a Mercavalencia junto a la empresa encargada del desescombro. 'La parte de detrás no ha sido dañada, pero hasta que no se retiren todos los escombros, no sabremos cuál es su estado', afirmó Villagrasa.

De los 7.000 metros cuadrados de superficie del matadero, se quemaron entre 400 y 500, según los bomberos, todos ellos correspondientes a cámaras frigoríficas. El incendio se inició a las 22.17 horas de la noche del miércoles. Un empleado alertó inmediatamente al número 112 de Emergencias, y los bomberos acudieron a sofocar el fuego. A Mercavalencia también se desplazaron efectivos de los cuerpos nacional y local de policía, así como miembros del CICU (Centro de Información y Coordinación de Urgencias), aunque afortunadamente ninguna persona resultó herida. Unos 25 bomberos trabajaron en la extinción del fuego, con dos bombas urbanas pesadas, una bomba nodriza pesada, otra ligera, un vehículo con brazo articulado, además de vehículos de reserva de aire, mando y jefatura. Las llamas se controlaron pasadas las 23.00 horas, y se sofocaron ya de madrugada pasadas las 2.00. Las causas del incendio todavía se desconocen, aunque, según Villagrasa, 'todo apunta a que fue algo fortuito'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de agosto de 2002