Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento bilbaíno instalará una pantalla gigante para reducir aglomeraciones en el concierto de Simple Minds

El Ayuntamiento de Bilbao instalará el próximo día 17, primera jornada de la Aste Nagusia, una pantalla gigante para quienes quieran evitar aglomeraciones en torno al escenario del concierto de Simple Minds. La pantalla, de seis por cuatro metros, se instalará debajo del puente de la Salve en las cercanías del Guggenheim, mientras que el escenario se instalará dando la espalada a la Ría junto a los pies de la escalinata que conecta con la Alameda de Mazarredo.

El consistorio ha preparado para el concierto estrella de las fiestas, al que están previstos unos 20.000 asistentes, un dispositivo de seguridad formado por 75 personas, según explicó ayer el concejal de Cultura, José Luis Sabas.

Además del personal de Protección Civil y de la Policía Municipal, el Ayuntamiento ha contratado a vigilantes privados que controlarán las zonas de acceso así como el frente del escenario, que estará vallado. Andoni Oleagordía, director de Protección Civil, explicó que el recinto de Abandoibarra ofrece mayor seguridad que la plaza del Gas, escenario hasta ahora de los principales conciertos de la Aste Nagusia, y, sobre todo, mayor capacidad. El nuevo recinto puede albergar a 20.000 personas, frente a las 12.000 del Gas. Sabas añadió que Abandoibarra 'tiene vocación de continuidad con los grandes conciertos' de fiestas.

El gran concierto que se celebrará en torno al Guggenheim será el de la Sinfónica de Bilbao, el domingo 18. Su escenario será la terraza del que da la Ría, donde se situará la orquesta. En esta ocasión el público podrá disfrutar del concierto sentado, ya que se instalarán gradas en la zona del estanque, que se vaciará para la actuación, y en la pasarela contigua a la Ría. Las gradas tienen capacidad para unos 3.000 espectadores. Alrededor de 20 personas se encargán de controlar los accesos a este recital, así como de supervisar el aforo a las gradas de la pasarela y a la zona del estanque.

Desde mañana y hasta el lunes 19, debido a los dos conciertos, se cortará al tráfico la rampa que va desde el puente de Deusto hacia el Guggenheim.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002