Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bomberos donostiarras dejan su huelga de hambre tras la nueva oferta del consistorio

El cuerpo de bomberos de San Sebastián desconvocó ayer por la tarde la huelga de hambre, que no de trabajo, que sus miembros mantenían desde el lunes en demanda de diferentes mejoras laborales y salariales. Y lo hizo después de recibir una nueva oferta del Ayuntamiento donostiarra que, aunque no le parece 'totalmente satisfactoria', incluye incrementos salariales en forma de pluses de disponibilidad.

Los bomberos, que, entre otras cuestiones, pedían un aumento salarial por las labores que desempeñan fuera de San Sebastián, manifestaron que en su decisión de abandonar la huelga de hambre ha pesado el 'no perjudicar a los ciudadanos', al tiempo que se remitieron a la rueda de prensa que ofrecerán mañana para explicar los detalles de la oferta del consistorio.

En cualquier caso, el portavoz del comité de empresa, Juan Antonio Martín, explicó que el médico de empresa reconoció ayer de nuevo a los trabajadores del cuerpo y dio la baja a algunos de ellos, por lo que la garantía de mantener todos los servicios empezaba a pender de un hilo. Martín destacó que, durante los días que ha durado su protesta laboral, han recabado 'la solidaridad de la ciudadanía', que se ha traducido, según apuntó, en '3.000 firmas de apoyo'.

La oferta lanzada por el Ayuntamiento de San Sebastián, aunque no es del total agrado de los bomberos, incluye dos posibilidades. Una de ellas pasa por establecer un plus de disponibilidad del 20% de la retribución, que tendría carácter rotatorio entre las cinco brigadas que componen el cuerpo, de manera que cada bombero cobraría dicho plus durante dos meses y medio al año por estar disponible fuera de su turno correspondiente, según explicó el concejal de Movilidad, el socialista Ernesto Gasco.

La segunda opción consiste en establecer un plus de productividad fijo del 3,5% sobre el salario, y siempre que se mantenga el tener que prestar servicio a Donostialdea, al que se sumarían 75 euros por cada día que el profesional tenga que acudir de forma extraordinaria al trabajo porque faltan efectivos, según expuso el edil.

Gasco precisó que ambas ofertas superan los casi 100 euros mensuales de incremento salarial que venían demandando los bomberos para cada trabajador, a fin de compensar la labor que desempeñan en otros municipios de la comarca en virtud de un acuerdo entre el Ayuntamiento y la Diputación de Guipúzcoa.

En cualquier caso, Gasco insistió en destacar que los profesionales donostiarras cobran más que los de las capitales vecinas. Según los datos facilitados por Régimen Interior, los bomberos de San Sebastián cobran 25.315 euros brutos al año, cifra inferior a la que perciben los profesionales que dependen de la Diputación guipuzcoana, frente a los 23.394 de Vitoria, los 25.067 de Bilbao y los 22.190 de Pamplona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de agosto de 2002