Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mecenazgo consigue mayores ventajas fiscales

Tras años de negociaciones, la nueva Ley de Mecenazgo, que regula el régimen fiscal de las fundaciones sin ánimo de lucro, ha visto la luz. Para cumplir su objetivo -apoyar la protección y realización de actividades de interés gene-ral- la ley se muestra más generosa en el tratamiento tributario a las fundaciones, que, a partir de 2003, no pagarán impuestos sobre la mayor parte de sus rentas, plusvalías o ganancias.

Además, Hacienda devolverá 25 céntimos de cada euro donado por los particulares a los proyectos diseñados por las fundaciones. Si quien realiza la aportación es una persona jurídica, un 35% de su importe se desgravará de la cuota a pagar por el impuesto de sociedades, y no de la base imponible, como ocurría ahora en un porcentaje del 30%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de julio de 2002

Más información

  • MECENAZGO