Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón califica de error la oposición de EE UU a la CPI

San Lorenzo de El Escorial

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón dijo ayer que Estados Unidos ha cometido 'un tremendo error histórico' y 'un acto de clara insolidaridad con el resto de la comunidad internacional' al haber levantado la firma del estatuto de la Corte Penal Internacional (CPI) que selló Bill Clinton en diciembre de 2000 cuando todavía era presidente. El estatuto de la CPI entró en vigor el pasado 1 de julio y lo suscribieron más de 60 países.

Baltasar Garzón, que dirigió esta semana el encuentro Genocidios y crímenes de lesa humanidad: la paz como única opción, en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense, subrayó la importancia de la existencia de la CPI, pues supone 'dar vida por primera vez a la aspiración de todo el siglo XX: la constitución de una corte penal internacional permanente'. Una aspiración que no tiene nada que ver con la de Estados Unidos. 'Algunos han dicho que con la Corte Penal Internacional actuarían fiscales incontrolados que irían, guiados por criterios políticos, contra determinados países, entre los que se encuentra Estados Unidos. Pero es exactamente lo contrario. Ése es el gran error de planteamiento. O la maldad del planteamiento de la Administración de Bush', dijo el magistrado.

También señaló que 'es inaceptable que Estados Unidos ponga condiciones'. Y afirmó que 'no es cierto' que este país haya contribuido a una configuración del TPI 'como no sea que lo haya intentado para hacerlo en beneficio propio'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de julio de 2002