Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Jazz y flamenco: 20 años no es nada

Benavent, Di Geraldo, Pardo, Amador y Carrasco salen juntos de gira para celebrar el aniversario de Nuevos Medios

En Ritmo & Compás, los madrileños locales de ensayo, se han reunido unos cuantos revolucionarios musicales. Y no son los chicos de los piercings y los pantalones cortos que abundan por aquellos pasillos. Se trata de Carles Benavent, Jorge Pardo, Tino di Geraldo y Diego Amador, que preparan sin nervios sus actuaciones en Galapagar (hoy), Barcelona (19) y San Sebastián (25). Tres conciertos que, con el sabroso añadido de Diego Carrasco, servirán de conmemoración del vigésimo aniversario de Nuevos Medios, la benemérita compañía discográfica que -entre otros méritos- hizo posible variados maridajes entre flamenco y jazz, blues, rock, música hindú o africana.

Unos hermanamientos hoy aceptados en todo el mundo pero que se veían como herejías o disparates durante los años setenta y ochenta. El bajista Carles Benavent recuerda, durante una actuación en la que tocaba a dúo con Paco de Lucía, una rotunda voz popular que gritaba: '¡Que se vaya el de la guitarra china!'. El saxofonista y flautista Jorge Pardo afirma no haber vivido muy conscientemente el rechazo de los puristas o el hecho de abrir nuevos territorios sonoros al colaborar con Paco de Lucía y Camarón: 'Fue algo providencial, yo estaba con el grupo Dolores y era casi imposible tocar fuera de la Universidad y algún garito de jazz; con Paco nos encontramos girando por todo el mundo y recibiendo aplausos de verdad'.

Unas historias que hacen sonreír a Diego Amador, pianista y cantante: 'Yo me hice mayor escuchando esos discos y, para mí, son tan naturales como los de la Niña de los Peines o Terremoto, aunque sí he oído lo de que había gitanos que devolvían La leyenda del tiempo diciendo que aquello no era un disco de Camarón'.

Mario Pacheco, fundador de Nuevos Medios, lanzó muchos de aquellos experimentos bajo la bandera de Los jóvenes flamencos: 'Ellos siempre dicen que no eran ni jóvenes ni flamencos, pero urgía llamar la atención sobre algo rompedor que no tenía etiqueta y que ha demostrado ser una tendencia verdadera. Aunque no hayamos logrado pelotazos comerciales, nos consideramos muy afortunados de poder trabajar con ellos. Lo dice Santiago Auserón y yo coincido: los jazzmen y los flamencos son los músicos españoles que más han evolucionado'.

'Jorge y Carles', añade Pacheco, 'pueden considerarse como solistas de jazz pero la realidad es que han marcado el sonido del flamenco contemporáneo: en casi todos los discos actuales están ellos o sus imitadores. Tino venía del rock y aportó algo importante: el concepto del estudio de grabación como otro instrumento más'.

'Diego Amador es muy diferente de sus hermanos Rafael y Raimundo, los creadores de Pata Negra: tiene asimilado el concepto del disco como medio expresivo; en contra de los tópicos, se trata de un verdadero fanático de los ensayos, su motivación es fortísima. Y Diego Carrasco, bueno, todo el mundo decía que era un genio y que, como cantaor, definía el compás jerezano, pero necesitaba una compañía para que se difundieran sus ocurrencias y floreciera como artista de directo', concluye.

Carrasco se incorporará el último a los ensayos. Vía telefónica, explica: 'Voy para San Fernando, no puedo faltar al concierto de homenaje a Camarón, que en la santa gloria esté. No, no hay miedo escénico: todos nos conocemos y no hay angustias. Al contrario, sabemos que suele saltar la chispa cuando coincidimos en un escenario'. Benavent dice que el desarrollo de los conciertos permitirá que se produzcan diferentes permutaciones entre todos los presentes: 'Jorge, Tino y yo actuamos mucho en trío, pero lo de celebrar los veinte años de Nuevos Medios con nuestros hermanos andaluces nos apetecía'.

Lo ratifica el percusionista Tino di Geraldo: 'Yo creo que el mundo todavía no se ha enterado del tesoro que se ha ido acumulando en Nuevos Medios. Y no hablo sólo de jazz o de flamenco: hay montones de discos cojonudos que nunca hubieran existido sin Mario. Ahora mismo, yo soy artista de EMI, donde estoy produciendo a Tomasito y Luz Casal, pero siempre acudo a la llamada de Mario. ¿Que si hay diferencias? Pues sí, que EMI te envía una cesta por Navidad. Y que Mario nunca se asustaba de cualquier locura que se me ocurría'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de julio de 2002