Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ENREDO

El señorito Rottenmeier

1. Para que luego digan que José María Aznar no tiene corazón. ¿Acaso no es enternecedora su preocupación por José Luis Rodríguez Zapatero? Todo el día ofreciéndole consejo: 'No siga por ese camino'. 'Su apoyo a la huelga le saldrá caro'. 'Lo que ha hecho lo pagará en las urnas'. Cada vez que le oigo decir esas cosas me dan ganas de telefonearle a La Moncloa: 'Pues si Zapatero lo hace tan mal, mejor para ti, no seas tonto, no te enfades, hombre'. A Aznar le gusta comentar cómo tienen que portarse los demás, sean partidos de la oposición, obispos o sindicatos. Debería ser columnista. Si Aznar hubiera sido el nueve de la selección española en el Mundial, a los defensas contrarios les hubiera sugerido en cada córner: 'Hagan el favor de no empujarme si no quieren ustedes que el árbitro pite penalti'.

¿No es enternecedora la preocupación de Aznar por José Luis Rodríguez Zapatero? Todo el día ofreciéndole consejo

2. Y mejor nos hubiera ido con él en la selección. Seguro que los defensas coreanos hubieran acabado por dejarle solo: 'Menudos coñazos suelta; plefelimos a Laúl'. Aznar, solo, marcaría el gol y seguiría enfadado. En su camino hacia el centro del campo iría riñendo a los coreanos: 'No sigan ustedes así si no quieren que les pegue una paliza'. Más curiosa aún sería su actitud tras un gol coreano: 'Lo que han hecho ustedes no lo olvidaré fácilmente'. Los coreanos se hubieran vuelto verdes de estupefacción: '¡Pelo si somos los advelsalios, ¿pol qué no podemos malcal gol?!'.

3. Es difícil de entender para un coreano, pero el PP tiene esa costumbre de advertir a los demás, un estilo algo irritante, como de señorita Rottenmeier: 'Le advierto, Heidi, que va usted por mal camino'. Repaso las agencias de noticias y compruebo que cada dos horas alguien del PP advierte: Acebes advierte al PNV. Teófila Martínez advierte a Chaves. Jaime Mayor Oreja advierte a los obispos. Luis de Grandes advierte a Zapatero. Javier Arenas AMENAZA a CiU. Esta semana, a CiU le ha tocado el gordo. A media luz, acariciándose con parsimonia la patilla derecha de las gafas, don Aznarone se lamenta ante los suyos con un susurro ronco: 'Pujol insulta todos los días a nuestra familia, jalea la huelga, se une a nuestros rivales, ¿y por qué? ¿Eh? ¿Qué hacemos nosotros? Sostener su Gobierno, su gobiernillo de pueblo, esa Cheneralitá que impulsa selecciones deportivas para jugar campeonatos mundiales de canicas'. Una mirada basta para que intervenga Javier Arenas: 'Tranquilo, campeón; en quince días está derrocado'. Le sosiega don Aznarone con su dedo índice: 'Sin prisa, sin prisa, que se desangre lentamente, voto a voto, que parezca una congelación de relaciones'.

4. Eso a Iñaki Anasagasti no le gusta. Sostiene Anasagasti que los nacionalistas vascos no tolerarían esas amenazas de los Aznares. 'A los catalanes les falta cuajo político para enviar a la porra a Aznar', dijo. Tiene su miga que un partido que gobierna desde hace veinte años el único país de Europa donde se mata por razones políticas dé consejos a los demás sobre cómo hacer política. Tras la agresión a la alcaldesa de Lasarte, Anasagasti dijo que a veces 'al PNV le faltan gestos'. A ver si va a ser eso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de junio de 2002

Más información

  • El PP tiene la costumbre de advertir a los demás. Un estilo algo irritante