Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Autogestión estudiantil

El protagonismo académico durante la época estival en Euskadi se centra en San Sebastián con los cursos de verano de la UPV. Pero también Bilbao, con la tercera edición de sus Encuentros de Arte y Cultura, y Vitoria, con los cursos de Derecho Internacional y sus aulas estivales, mantienen viva la llama universitaria.

Este último caso, el de las aulas estivales, tiene además una característica peculiar que le diferencia de los cursos de verano al uso, como destaca el vicerrector del campus alavés de la UPV, Antonio Rivera. 'Nuestra oferta, influida quizá por nuestra mesura vitoriana, es distinta a lo habitual. Lo que hacemos es invitar a los alumnos a la autogestión. Son ellos mismos los que hacen prospectivas entre estudiantes y profesores sobre lo que les puede interesar, son ellos los que reclutan a los docentes, que pueden ser tanto profesores como doctorandos o estudiantes especializados en una materia determinada, y son ellos los que se encargan de las operaciones económicas', resume.

Así, según Rivera, la universidad no tiene que realizar ningún desembolso porque los gastos se cubren con los ingresos de las matrículas realizadas. 'No pretendemos en ningún caso competir con la oferta de San Sebastián o la de Vizcaya. Nuestra pretensión, y así ha sido en los cinco años que lleva en funcionamiento, es ofrecer a los estudiantes por un precio muy bajo conocimientos prácticos en materias que les pueden ser de gran utilidad, como son los casos de los idiomas o la informática', apunta el vicerrector del campus alavés.

No tan prácticos, pero sí originales y muy especializados son los cursos de verano que ha organizado por primera vez el centro asociado de la UNED en Bergara. 'Aunque es un acto más de celebración de nuesto 25 aniversario y sin vocación de continuidad, hemos querido ofrecer algo diferente y muy focalizado en áreas muy concretas, como la psicopedagogía', subraya su director, Juan José Álvarez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de junio de 2002