Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eroski recurre al mercado

Pretende captar 60 millones de euros para financiar la apertura de nuevos centros

El grupo de distribución Eroski, perteneciente a Mondragón Corporación, será pionero en la captación de recursos en el mercado por parte de una cooperativa. Eroski pedirá 60 millones de euros a través de aportaciones financieras subordinadas, con los que quiere apoyar su plan de expansión, que este año supondrá la apertura de 9 hipermercados y de 100 supermercados.

Las aportaciones se emiten a perpetuidad y ese incierto plazo se compensa con una rentabilidad muy alta del Euribor a un año más tres puntos

La firma de supermercados Eroski, perteneciente a la cooperativa Mondragón, ha anunciado una emisión de 60 millones de euros, ampliable a 90 millones, en aportaciones financieras subordinadas (Afse). Fuentes de la compañía apuntan que este dinero se destinará a apoyar el plan de expansión de la compañía, que prevé abrir 9 hipermercados y 100 supermercados en España, con el fin de consolidarse como segundo grupo en distribución y el primero de capital español. Hasta esta emisión, la financiación ha venido por la generación de cash-flow (beneficios más amortizaciones), así como por las aportaciones propias de sus trabajadores.

Es la primera vez en muchos años que una cooperativa recurre a los mercados financieros para captar dinero. Una operación que ha sido posible por la Ley de Cooperativas de Euskadi que permite que estas aportaciones financieras computen en los balances de la sociedad como recursos propios. El pasado año las inversiones netas sumaron 557 millones de euros, con unos beneficios de 80,5 millones de euros. Asimismo, las ventas del grupo han experimentado un crecimiento notable, con 4.579 millones de euros durante el ejercicio anterior.

'La legislación vasca permite que estos títulos se consideren fondos propios, lo que es muy beneficioso en términos contables. Esta emisión abre las puertas a otras cooperativas para financiarse en los mercados', explica Luis Miguel de Dios, abogado del despacho Albiñana, y Suárez de Lezo, que ha asesorado al Santander Central Hispano, director de esta emisión realizada por Eroski para completar su plan de expansión. La emisión, de acuerdo con la legislación vasca, será ofrecida en primer lugar a los propios cooperativistas; luego, a los trabajadores de empresas filiales, y finalmente al resto del público. Estas novedosas aportaciones financieras subordinadas tienen características muy similares a las participaciones preferentes, a las que han recurrido en su mayor parte bancos para financiarse, aunque también la firma Sol Meliá realizó este año una emisión de estas características.

Producto híbrido

Estos títulos, a medio camino entre las acciones y la renta fija, se emiten a perpetuidad, aunque el emisor se reserva el derecho de amortizarlas anticipadamente. Dado este largo e incierto plazo y que figuran junto con los accionistas en la última fila de acreedores de la compañía, se lanzan con una rentabilidad muy interesante. La emisión de Eroski ofrece un interés igual al tipo euribor a plazo de un año más de un diferencial de 3 puntos. Con ello, el primer año, los compradores de estas aportaciones gozarán de una rentabilidad del 8,15%, que, lógicamente, será revisada cada ejercicio de acuerdo a la evolución del euribor.

Estos intereses se percibirán una vez al año y, en el caso de que Eroski recompre los títulos, pagará el 100% de su valor. Para que los inversores puedan comprar y vender las aportaciones, se negociarán en el mercado AIAF de Renta Fija, y en la operación el Santander Central Hispano ha firmado un acuerdo para dotarle de liquidez suficiente que permita entrar y salir.

La petición mínima, después de la autorización de la emisión por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores el pasado viernes, es de 40 títulos de un valor de 25 euros, por lo que la inversión mínima es de 1.000 euros. Una cifra que, según fuentes de Eroski, busca una participación muy amplia tanto de trabajadores como de inversores particulares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de junio de 2002