Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Creación animada

El dibujo animado ha entrado en los museos. Una muestra de esta forma de creación artística se exhibe estos días en una galería de Barcelona.

La exposición dedicada a William Kentridge en el Museu d'Art Contemporani de Barcelona en 1999 marcó un cambio de mentalidad en ciertos sectores del arte. El dibujo animado entraba en los museos. Pero esta exposición no era más que el reflejo de la emergencia de un medio cada vez más usado como vía de creación. Xinacittà. Primer Ciclo de Cine de Animación, que tiene lugar en La Xina Art, en Barcelona, una galería de arte autogestionada por artistas, propone un paseo por la actualidad y los precedentes de la utilización artística de la animación. Algunos indicios de la creciente presencia de la animación en los circuitos artísticos se pudieron ver en la pasada edición de Arco. Como puede verse cada jueves desde el pasado día 6 en Xinacittà, las propuestas animadas combinan desde las técnicas artesanales hasta la tecnología punta. El ciclo concluye el 27 de junio con un programa que va desde el polo histórico, representado por Norman McLaren, de quien se proyecta Neighbours (1952), hasta la reciente creación contemporánea de la mano de Laura Ginès y Pere Ginard, que en Il Gioco (2001) proponen una interpretación animada del cuadro de Giorgio de Chirico Misterio y melancolía de una calle. La comisaria del ciclo es Blanca Palou, una artista que trabaja el mundo de la animación. Palou ha realizado dos cortometrajes de animación Chick y Món, ambos presentados en salas de arte.'Creo que la galería de arte es el espacio natural de estas obras, aunque es problemática su comercialización'. En el ciclo se han podido ver hasta ahora trabajos precursores, como Ghost Before Breakfast (1927-1928), de Hans Ricther, uno de los primeros filmes surrealistas de animación; las Historias mudas (2000), serie de Blanquet et Olive, inspirada en el universo de los cómics creados por los mismos autores. La artista Begoña Egurbide también ha penetrado en este ámbito con Transparentes (1999) y el valenciano Miquel Jordà, un precursor de la moderna animación en nuestro país, ha mostrado El sueño del árbol. El ciclo ha abierto también las puertas a un cierto tipo de publicidad como un anuncio de Dirk Van de Vondel para Coca-Cola en Japón, basada en las técnicas caligráficas japonesas.

XINACITTÀ. PRIMER CICLO DE CINE DE ANIMACIÓN

La Xina Art Doctor Dou, 4. Barcelona 6, 13, 20 y 27 de junio

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de junio de 2002