Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El medio rural para masivamente contra la reforma del subsidio

El medio rural andaluz contestó ayer a la reforma del subsidio agrario con una inactividad generalizada. Los sindicatos cifraron en un 100% el seguimiento de la huelga en las localidades rurales, que no pudo ser contrastado con la valoración gubernamental porque sólo se evaluó la incidencia por provincias.

Un botón de muestra fue Osuna, una localidad de 17.306 habitantes situada a unos 90 kilómetros de Sevilla, donde sólo abrieron sus puertas un colegio de religiosas, la delegación de la Administración Tributaria y la oficina comarcal agraria, que cerró tras la visita de un piquete. Por lo demás, paró hasta el alcalde, Marcos Quijada (IU), que se sumó a una improvisada manifestación sindical que recorrió la localidad a mediodía.

La incidencia de la reforma del Gobierno en Osuna es evidente: 2.500 vecinos están inscritos en el régimen agrario y la mitad de los parados contabilizados por la EPA pertenecen al sector agrícola. Desde la creación del Plan de Empleo Rural (PER), el municipio ha recibido unos 84 millones de euros para obras y subsidios. Por esta razón, la localidad sevillana fue elegida el 20-J por el Sindicato de Obreros del Campo (SOC) para realizar su acto de protesta más singular: la simbólica ocupación de una finca del Ministerio de Defensa ubicada en el término municipal.

Cerca de 400 jornaleros participaron en el acto, en el que sólo lograron recorrer el kilómetro que separa el primer acceso de la finca Las Turquillas de la cerca que rodea el recinto castrense, donde permanece de forma estable un destacamento que se ocupa de una yeguada militar.

Las Turquillas, una vasta explotación de 1.100 hectáreas, fue adquirida por la Administración en los años 40 para la yeguada militar. El Ayuntamiento de Osuna reclama la cesión de esta finca al considerar que se ha desvirtuado su uso original en beneficio de cultivos subvencionados por la Unión Europea como el girasol y los cereales. El SOC movilizó ayer a decenas de jornaleros de Osuna y La Lantejuela para exigir la cesión de la finca al Ayuntamiento para poner en marcha un proyecto de agricultura intensiva y ecológico que crearía cerca de 300 empleos directos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de junio de 2002